Albóndigas de pescado (aprovechamiento)

En estos días, que tenemos familia en casa, siempre se prepara más comida de la cuenta y suele sobrar de todo.

Me encantan las recetas de aprovechamiento, se siente una muy “realizada”, gastronómicamente hablando, cuando sacas un plato riquísimo de restos que encuentras por el frigo….los amantes de la cocina me entenderéis.

En esta ocasión tenía caldo de haber hecho mejillones y berberechos al vapor, varias tajadas de merluza  y cazón frito, un poco de cebolla pochada, etc..y he preparado estas albóndigas que han quedado sabrosísimas.

No os pongo cantidades exactas porque depende del pescado que os haya sobrado, lo hacéis a ojo.

Ingredientes:

Para las albóndigas:

Pescado frito (el que tengáis pero si es merluza ó pescadilla queda mejor)

Cebolla pochada

Cebolla frita (IKEA)

Ajo en polvo

Perejil fresco

2 rebanadas de pan de molde

Leche

Salsa de soja

Para la salsa:

Cebolla

Perejil

Ajos

Laurel

Vino

Vinagre

Harina

Sal

Pimienta

Caldo de hervir los mejillones, berberechos ó cualquier caldo de pescado casero ó concentrado de pastillas

Colorante alimentario

Aceite para freir

Instrucciones:

Desmenuzamos el pescado quitándoles pieles, espinas y cobertura de harina, ponemos en un bol.

Humedecemos el pan con la leche, lo escurrimos y se lo añadimos al pescado.

A continuación le agregamos cebolla pochada, cebolla frita (IKEA), ajo en polvo, perejil picado, un chorrito de salsa de soja.

Ayudándonos de las manos bien limpias vamos desmenuzando, amasando y mezclando los ingredientes hasta conseguir una masa que se pueda moldear y no se pegue a las manos, reservamos.

Ponemos aceite en una sartén al fuego.

Formamos las albóndigas y las freímos, reservamos.

Colamos el aceite y ponemos un fondo en una cazuela.

Cortamos cebolla en juliana y la sofreímos junto a 2 dientes de ajos picados, perejil picado y un par de hojas de laurel, salpimentamos.

Cuando esté todo pochado le ponemos una cucharadita de harina y la tostamos un poco.

Le vertemos un poco de vino blanco y unas gotas de vinagre, esperamos que se evapore el alcohol.

A continuación un poco de colorante alimentario y enseguida el caldo.

Dejamos hervir unos minutos hasta que la salsa empiece a tomar cuerpo.

En ese momento ponemos las albóndigas y dejamos hervir unos minutos hasta que engorde la salsa.

Rectificamos de sal y servimos.

Comprobaréis que no he puesto huevo a la masa, simplemente porque al ir a cogerlo se me habían terminado y en Viernes Santo está todo cerrado, pero en Cocina ..2+2 no suelen ser 4..jejeje, no le ha hecho falta!

He acompañado de unas riquísimas patatas paja del envío tan impresionante que, gentilmente, me obsequió hace unos días la empresa “PATATAS FRITAS SANTO REINO”, así que me he evitado el trabajo de freirlas yo.

Están buenísimas, parecen hechas en casa y no me extraña porque sólo utilizan aceite de oliva, patatas y sal, nada de aditivos raros, os aconsejo que las probéis.

https://floruca.files.wordpress.com/2011/04/santo2breino.jpg?w=113

Anuncios

6 comentarios en “Albóndigas de pescado (aprovechamiento)

  1. Hola Floruca.
    Acabo de ver tu comentario en mi blog y te ha podido pasar por varias razones aunque ninguna es concluyente, a mi me tiene pasado de hacer recetas al pie de la letra y ni de lejos, salirme igual que la autora original, sin ir mas lejos, un pan que hice ayer de Ma Petit Boulangerie, estaba rico pero de vista era feísimo, nada en comparación con el de ella.
    Primero pudo pasarte por la temperatura del horno, sabes que no todos los hornos son iguales y lo de las temperaturas cada horno es un mundo.
    despues, el tiempo de reposado, te puedo decir que si la masa hace copete, dá igual que la dejes reposar tanto dentro como fuera de la nevera, siempre te hará copete(te lo dice una nieta, hija, sobrina y hermana de panaderos- pasteleros), todo depende de la temperatura del horno, yo llevo con el mío 11 años y no le doy cogido el truco todavía y además, este tipo de masa nunca te hará copete porque lo que hace que suba la masa aparte de la levadura química o las gaseosas son las proteínas del huevo.
    Te puedo asegurar que para que las dos recetas que tengo de magdalenas sin huevo salieran bien, he tirado a la basura unas cuantas de distintas recetas y esta ha sido la que logré dos veces seguidas que se pudieran comer, unas veces quedaban mazacotes como te ha pasado a tí y otras veces con un agujero en el medio, otras veces al pincharlas parecían que estaban y despues estaban superhumedecidas y parecían crudas.
    Creo que el problema sea la temperatura del horno y me sabe mal que no te hayan salido ya que yo solo pongo en el blog cosas que a mi me salen, paso de poner recetas que lo único que nos dan son quebraderos de cabeza.
    Espero que la próxima vez te salgan mejor y me guardo tu blog que tienes una etiqueta de postres enorme y es lo que mas me gusta a mí.
    Bicos

    • Hola Meiga!

      Muchas gracias por tomarte la molestia de explicarme tan detalladamente la receta, tengo que repetirla porque me ha llamado mucho la atención, tendré muy en cuenta tus consejos.

      Besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s