Pizza de calabacines (paso a paso)

Esta receta la he visto en un blog maravilloso de una compi bloguera de México (Madeleine), me llamó muchísimo la atención y no nos ha defraudado, están ricas, ricas!

Ingredientes:

1/2 kilo de calabacines aprox.

1 huevo

1/2 taza de harina integral de buena calidad

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Relleno al gusto (yo he usado salmón ahumado, queso Chedar, queso a las finas hierbas, cebolla deshidratada )

Instrucciones:

Rallamos finamente el calabacín (yo lo he hecho con el robot).

Poner sobre un colador, salpimentarlo y dejar escurrir el líquido durante una hora.

A continuación ponerlos en un bol y añadirle el huevo, harina y una cucharada de aceite.

Integramos todo a mano y hacemos una masa .

Ponemos una sartén antiadherente al fuego con unas gotas de aceite, y vamos cogiendo porciones y, con las manos, presionamos para quitar el exceso de líquido y ponemos sobre la sartén y hacemos unas bases de “pizzas”  ó tortitas dorándolas por ambas caras, para darles la vuelta yo me he ayudado de un plato pequeño ó tapadera:

Estas “pizzas” las vamos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel ó silpak:

Las rellenamos a nuestro gusto como si de pizzas se tratase:

Horneamos en horno precalentado a 200 grados durante 10-12minutos:

Torrijas de leche

Es una receta que hemos hecho de siempre, aunque a veces le variamos algunos ingredientes (con vino, sin vino, con miel, con azúcar…etc..) MundoRecetas.com

Ingredientes:

1 barra de pan del día anterior cortada en rodajas gorditas
1 piel de limón
1 rama de canela
azúcar al gusto para la leche
1 litro de leche aprox.
3 huevos
aceite para freir
miel y vino dulce para “mojarlas” MundoRecetas.com

Instrucciones:

Poner el litro de leche a hervir con la canela, piel de limón y azúcar (alrededor de 4 cucharadas soperas), cuando hierva retirar del fuego y tapar dejando en infusión hasta que esté templada.

Cortamos el pan y lo ponemos en una fuente honda, las rodajas extendidas, colamos la leche y añadimos para que se empape bien el pan, le damos vueltas de vez en cuando.

Ponemos abundante aceite a calentar y batimos los huevos. Vamos cogiendo rebanadas y entre las dos manos (haciendo hueco sin aplastar) escurrimos el exceso de leche, pasamos por el huevo y freímos hasta que estén doraditas y dejamos sobre papel absorbente.

Cuando estén todas fritas las ponemos en una fuente amplia que no sea plana. Hervimos la miel (aprox. 200 c.c.) con medio vaso de vino dulce (el que nos guste) y un chorrito de agua, desechamos la espuma que saldrá en la superficie y ponemos la miel sobre las torrijas, las dejamos empapar muy, muy bien y fresquita del frigo viene muy bien ahora.

Podemos servirlas solas, con crema, con nata ..etc…

En este caso la hemos tomado con requesón fresco y están buenísimas!