Budín de leche de coco y sémola

En mi búsqueda por la red de recetas de otros países, encontré este postre en la página “Mar va a cocinar”, según ella comenta lo copió de una página asiática y es un postre de la cocina china ó birmana (no se sabe exactamente su origen).

Sólo con leer sus ingredientes ya me apeteció hacerlo y me puse manos a la obra, os lo muestro:

Ingredientes:

600 c.c. de leche de coco

150 gramos de sémola de trigo (yo he usado de la marca NOMEN)

170 gramos de azúcar

75 gramos de mantequilla

3 huevos

2-3 cucharadas de semillas de sésamo

1/4 de cuchara (té) de cardamomo molido

1 pizca de sal

Instrucciones:En una sartén tostamos las semillas de sésamo 3-4 minutos, reservamos.

En una cacerola mezclamos la leche, la sémola y el azúcar y ponemos esta mezcla al fuego, calor medio, removiendo sin parar  para que no se pegue, hasta que hierva.

Añadimos la mantequilla y continuamos removiendo hasta que la masa se despegue de las paredes.

Separamos la mezcla del fuego y dejamos enfriar.

Entretanto batimos las claras a punto de nieve.

Incorporamos a la mezcla templada, primero las yemas, el cardamomo y la sal y después las claras, removiendo con cuidado.

Preparamos un molde (28×18) engrasándolo con mantequilla.

Vertemos en él la mezcla, espolvoreamos con el sésamo y lo llevamos al horno, precalentado a 160 grados, durante unos 45 minutos.

Sube mucho y después baja, no os preocupéis.

Dejar enfriar, desmoldar y servir cortado en rombos.

Ensalada de Verdolaga

Hoy he recibido un pedido que hice de verduras y frutas ecológicas y me han enviado un poco de Verdolaga, me han dicho que se podía comer en ensalada.

No conocía esta planta y rápidamente he acudido a Google para informarme:

herb-verdolaga1.jpg

Debes conocer de cerca a la verdolaga, pues se trata de una hierba muy común en varios tipos de suelos. Esta hierba florece al final de la primavera, con flores que persisten hasta el otoño, y es más común sobre todo en tierras bajas.

Hoy nos enfocamos en las propiedades medicinales de la verdolaga, las cuales no son muy variadas, pero contienen una que es particularmente efectiva. Se trata de sus propiedades laxantes, las cuales son notoriamente más efectivas que las de muchos otros laxantes naturales, y que por ello posicionan a la verdolaga como una hierba líder en este sentido.

El secreto de la misma es el mucílago, el cual le confiere a la hierba propiedades laxantes. El mucílago trabaja arrastrando los deshechos de nuestro sistema digestivo, pero para que eso ocurra se deben ingerir cantidades notables de agua que faciliten su accionar.

Sin embargo, las cualidades laxantes no son el único beneficio de la verdolaga. Además esta planta tiene propiedades demulcentes, diuréticas e hipoglucemiantes, además de contener sales, proteínas, vitamina C y saponinas.

Puedes consumir la hierba cruda como cualquier verdura acompañando ensaladas, o bien tomarla en infusión. Una cucharada de la planta en una taza de agua hirviendo es cantidad suficiente. Tres tazas al día es la medida justa para experimentar sus propiedades.

Ingredientes:

2 puñados de Verdolaga fresca

1 pepino holandés

Tomatitos sherry

Aceite virgen extra

Vinagre de Jerez

Sal marina

Instrucciones:

Enjuagar muy bien la Verdolaga y secarla con un paño limpio.

Lavar tomatitos y pepino (sin pelar).

Colocar todo troceado en una fuente y aderezar con el aceite, vinagre y sal.