Bizcocho jugoso de manzanas y crème fraîche

La crème fraîche es una crema blanca, grasa (30–40 % Grasa y un 15% de lactosa) y ligeramente acidificada por los cultivos bacterianos que contiene.

Es, sin embargo, menos amarga y más grasa que la crema agria que se le asemeja.

Crème fraîche es una expresión en francés que traducida literalmente significa crema fresca.

Originariamente la crème fraîche era una especialidad francesa pero hoy se ha extendido a lo largo de Europa y es muy empleada en sus cocinas, siendo muy fácil adquirirla en forma de tarrinas en la mayoría de los supermercados.

Existen distribuciones comerciales especiales con menos contenido de lactosa para aquellas personas que padezcan intolerancia a la lactosa.

Si no disponéis de ella podéis sustituírla por la misma cantidad de nata, montada ligeramente y añadiéndole una cucharadita de zumo de limón.

Ingredientes:

3 huevos

200 c.c. de crème fraîche

125 grs. de azúcar moreno Azucarera

100 grs. de harina de repostería

1 cucharadita de levadura Royal

2 manzanas Golden Delicious Marlene

Caramelo líquido

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 165 grados.

Batimos muy bien los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos.

Le añadimos la crème fraìche y seguimos batiendo.

Mezclamos harina y levadura y tamizamos.

La vamos agregando, poco a poco,  con movimientos envolventes hasta hacer una crema emulsionada y sin grumos, reservamos.

Pelamos las manzanas, las descorazonamos y cortamos en rodajas finas.

Ponemos caramelo líquido en el fondo de un molde.

Encima del caramelo ponemos una capa de láminas de manzanas.

Seguimos con una capa de crema.

Otra capa de manzana, crema, manzanas y terminamos con una de crema.

Damos unos golpes secos con el molde sobre un paño de cocina doblado para que la masa se asiente.

Horneamos alrededor de una hora, hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia.

Si vemos que se dora demasiado, cubrimos ligeramente hasta terminar la cocción.

Retiramos, dejamos enfriar, y metemos al frigo.

Cuando esté bien fresquito, desmoldamos y servimos.

Podemos acompañarlo de nata montada y caramelo líquido.

Es muy húmedo y jugoso, muy rico.

Pastela marroquí de obleas (paso a paso)

La pastela, pastilla ó bastilla (en árabe, bastil·la بسطيلة) es una especialidad culinaria, de origen español, que es hoy un célebre plato nacional de la cocina marroquí.

El nombre árabe bastilla (pronunciado con doble l) es una adaptación fonética del castellano pastela. Es una clase de hojaldre hecho con pasta filo rellena a base de cebolla, carne de palomas (ó de pichón ó de pollo), perejil y almendras. Es un curioso plato que mezcla lo dulce y lo salado con el perfume de la canela. Un plato de fiesta que se sirve al principio de la comida.

Se me ha ocurrido hacer una versión “a mi manera” utilizando obleas de empanadillas, por aquello de aprovechar productos a punto de caducar.

Ingredientes:

1 paquete de obleas de empanadillas tamaño grande

1 cebolleta pequeña

1 pechuga de pollo fileteada

Sal

Pimienta negra molida

Cominos en grano

Cilantro en grano

Jengibre molido

1 hoja de laurel

Caldo de pollo

1 rama de canela

Canela molida

Frutos secos variados

Ciruelas ó uvas pasas

Huevos

Azúcar glass

Mantequilla derretida

Aceite de oliva

Semillas de sésamo

Instrucciones:

Limpiamos la pechuga de pollo, la fileteamos y cortamos a daditos pequeños, salpimentamos y reservamos.

Picamos menudita la cebolleta, reservamos.

Ponemos un cazo al fuego con un vaso, de los de agua, de caldo de pollo.

Cuando esté hirviendo, añadimos una hoja de laurel, un trozo de canela en rama, 1/2 cucharadita de cominos en grano, 1/4 de cucharadita de cilantro en grano y un poco de jengibre molido. Retiramos y dejamos infusionar tapado.

Ponemos una sartén al fuego con 3 cucharadas de aceite de oliva.

Pochamos muy bien la cebolleta hasta que esté hecha.

A continuación añadimos el pollo y dejamos que pierda el color de crudo.

Colamos la infusión y la añadimos al pollo dejando hervir el conjunto 5 minutos.

Sacamos los trozos de pollo y dejamos el caldo.

Este caldo lo dejamos reducir un poco y le añadimos 2 huevos batidos.

Removemos hasta que cuaje y se haga una especie de revuelto, retiramos y reservamos.

Picamos a cuchillo un puñadito de frutos secos variados con unas pasas ó ciruelas pasas, reservamos.

Derretimos un poco de mantequilla, cantidad suficiente, ya que nos servirá para pintar las capas de obleas, reservamos.

Precalentamos el horno a 180 grados y empezamos a montar la pastela.

Para poder hacerla con las obleas, he utilizado un molde desmontable de 15 cm. de diámetro, porque de lo contrario sería muy difícil conseguirla.

Forramos el molde todo alrededor, montando una sobre otra y ponemos una en el fondo de la siguiente manera:

Pintamos generosamente con mantequilla y cubrimos con el pollo reservado:

Tapamos con una oblea partida por la mitad y otra entera, de la siguiente manera:

Volvemos a pintar con mantequilla y cubrimos del revuelto de huevos:

Ponemos otra capa de obleas, pintamos con mantequilla y cubrimos de los frutos secos picados y las pasas, espolvoreamos un poco de canela molida y azúcar glass:

Cerramos con las obleas que sobresalen del molde y tapamos con otra:

Entre medias pintamos con mantequilla:

Pintamos todo con mantequilla.

Batimos una yema de huevo y pintamos con ella toda la superficie.

Salpicamos con semillas de sésamo y horneamos durante unos 45 minutos. Si vemos que se dora demasiado por encima, la cubrimos con papel aluminio hasta finalizar la cocción, para evitar que se queden crudas las capas de obleas interiores:

La dejamos templar un poco antes de desmoldar.

La cubrimos de azúcar glass y hacemos una cruz de canela molida.

Servimos.

NOTA: Para aseguraros que las obleas interiores no hayan quedado crudas, le dais un golpe de microondas de 5 minutos a máxima potencia.

Arroz con lulas y tomate frito

Ingredientes:

1/2 kg. de Lulas frescas (cefalópodos parecidos al calamar)

1 lata de 1/2 kg. de tomate frito “Martinete”

1 cebolleta

3 dientes de ajos

1 pimiento verde  italiano mediano

1/2 pimiento rojo

Pimentón de la Vera picante “La Chinata”

Aceite de oliva virgen extra “El Santuario de Mágina”

Vino tinto sin alcohol “Élivo”

Arroz redondo “Dacsa”

Caldo de pescado casero ó concentrado de cubitos (ó agua)

Sal natural “Flor del Delta”

Para acompañar: Picos “Domínguez”, en este caso sus ricos “violines”

Instrucciones:

Limpiamos muy bien las Lulas y las troceamos no muy pequeñas, reservamos.

Limpiamos las verduras y las cortamos en juliana, reservamos.

Ponemos una cazuela al fuego con 3 cucharadas de aceite (no ponemos más porque el guiso no lo necesita, ya que el tomate va frito).

Cuando esté caliente sofreímos muy bien  las verduras.

Una vez sofritas, añadimos las Lulas y dejamos unos minutos, dándoles vueltas, hasta que pierdan el agua que sueltan y empiecen a tomar colorcito.

Es ahora cuando le ponemos un poco de sal, removemos.

Añadimos una cucharadita colmada de Pimentón de la Vera picante, removemos y,  rápidamente, vertemos medio vaso, de los de agua, de vino tinto sin alcohol. Como no lleva alcohol no es necesario esperar que evapore, sólo que se caliente.

A continuación, añadimos el contenido de la lata de tomate frito y dejamos calentar todo el conjunto (cuidado que salpicará).

Rellenamos la lata vacía de caldo de pescado caliente ó agua y lo echamos en el guiso.

Esperamos que hierva, bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer hasta que las Lulas estén tiernas, removemos de vez en cuando.

Por último ponemos 3 puñados de arroz redondo si os gusta caldoso, ó un poco más si os gusta más espeso.

Esperamos que el arroz esté en su punto, rectificamos de sal, retiramos, tapamos, dejamos reposar 10 minutos y servimos.

El guiso queda picante porque a nosotros nos encanta pero, si queréis, podéis sustituir el pimentón picante por el dulce.

Debo decir que,  para obtener un guiso tan rico, son  fundamentales  los excelentes productos que he utilizado para  su confección.

Zarangollo

El Zarangollo es uno de los platos más típicos de la cocina murciana, donde ocupa un lugar destacado.

Se trata de uno de los platos huertanos por excelencia, completo y rico en cuanto a los hidratos de carbono que proporcionan sus ingredientes.

Yo lo he cocinado con menos aceite para restar calorías y ahorrarme el trabajo de tener que quitárselo después.

Ingredientes:

3 calabacines

1 cebolla ó cebolleta grande

3 ó 4 huevos

Sal

Pimienta

Aceite de oliva virgen extra “El Santuario de Mágina”

Instrucciones:

Lavamos los calabacines, sin pelar, secamos y troceamos a cubitos no demasiado pequeños.

Pelamos la cebolla y la cortamos a daditos de tamaño similar a los calabacines.

Ponemos una sartén amplia al fuego con un fondo de aceite.

Cuando esté caliente añadimos los calabacines y la cebolla.

De momento no le ponemos sal, así evitamos que suelte mucho liquido y las verduras se cuezan y se deshagan demasiado, sólo le ponemos un poco de pimienta negtra molida.

Con fuego medio, sin tapar y con mucho mimo, vamos removiendo y sofriendo hasta que las verduras estén transparentes, enteras y empiecen a tomar colorcito.

Le ponemos sal, batimos los huevos que también salaremos y los vertemos sobre las verduras.

Removemos hasta que se integren y cuajen a nuestro gusto.

Retiramos y servimos enseguida.

He acompañado este riquísimo plato con picos y regañás “Domínguez”.

Aceite de oliva virgen extra “El Santuario de Mágina”


El Aceite de Oliva Virgen Extra producido en la S.C.A, San Isidro Labrador (situada en Huelma-JAÉN) está dentro de los aceites con la  Denominación de Origen de “Sierra Mágina” y son de una excepcional calidad, como resultado de la cadena que comienza en el olivo y termina cuando la botella llega la consumidor.

Se identifica por la CONTRAETIQUETA con la que el Consejo Regulador garantiza el origen y la calidad del aceite, así como la Seguridad Alimentaria.

Dentro de los diferentes tipos de aceite de oliva, el virgen y el puro de oliva, son los más ricos en vitamina E (de acción antioxidante) y fitosteroles (sustancias que contribuyen a reducir los niveles de colesterol en sangre).

Todos los aceites destacan por el elevado contenido en grasas monoinsaturadas, sobre todo ácido oleico.

Sus aceites “El Santuario de Sierra Mágina”  “en rama” :

OLIVA VIRGEN EXTRA INTENSO, puro zumo de aceitunas de la variedad picual, primera molturación, 100% puro y sin filtrar.

OLIVA VIRGEN EXTRA, envasado en botella oscura,  con sabor muy frutado, protegido para que conserve todas sus cualidades. Acidez inferior a 0,5%. Denominación de Origen Sierra Mágina.

Podéis disponer de ellos en su tienda virtual:

http://santuariodemagina.directodelolivar.com/

https://floruca.files.wordpress.com/2011/06/logo2bsantuario2bde2bmagina2bunsharp2bsquare2bcabecera.png?w=214

Pastel de chocolate (paso a paso)


Tenía restos de las últimas recetas..unas magdalenas que se me estaban quedando duras, un poco de jarabe de naranja..etc .

Los he reciclado y, con unos pocos más de ingredientes, se ha quedado un pastel riquísimo.

Ingredientes:

Magdalenas que tengáis a punto de endurecer

Unas galletas (yo las puse porque me faltó para completar la base, usé Digestive)

Jarabe de naranjas para emborracharlas (ó almíbar, ó un poco de zumo envasado, caramelo líquido rebajado con agua..etc..)

1 brick de nata para montar de 200 c.c.

1 chorrito de licor (yo use licor de chocolate pero podéis poner el que os guste ó no ponerlo si es para niños)

Cacao en polvo de desayuno (yo usé de Hacendado)

Fideos de chocolate VALOR

Guindas confitadas

Instrucciones:

Cortamos en rodajitas gorditas las magdalenas, forramos con papel film un molde (yo he usado uno semicircular para que quedara con forma de cúpula), debemos dejar bastante film sobrante alrededor porque después tendremos que tapar:

Rellenamos fondo y laterales con las rodajitas de magdalenas, le damos bonita forma porque al desmoldar quedará encima:

Los emborrachamos con el jarabe, almíbar, zumo..etc. que nos guste, nos ayudamos de una brochita:

Ponemos en un bol el contenido del brick de nata que debe estar muy fría, le añadimos 3 cucharadas soperas colmadas de cacao en polvo y unas gotas del licor elegido (si es para niños no lo ponéis):

Batimos hasta montar, nos quedará una nata montada al chocolate riquísima:

Ponemos sobre las magdalenas rellenando todos los huecos y aplanando la superficie:

Cubrimos de rodajitas de magdalenas (yo no tenía suficiente y puse galletas Digestive, no importa porque después queda debajo):

Las emborracháis ligeramente y tapais todo con el fiml sobrante presionando un poco para que no queden huecos por en interior:

Metéis al frigo ó al congelador, depende del tiempo que tengáis, es para que tome cuerpo.

Sacamos y abrimos el film:

Le damos la vuelta sobre el plato de servir:

Quitamos el molde y despegamos el film y nos quedará así:

Adornamos con unos fideos de chocolate y unas guindas. Nos ayudamos de un poquito del jugo, que usamos para emborrachar las magdalenas, para que se queden pegados los fideos de chocolate:

Dejáis enfriar bien antes de servir, cuánto más fría más rica.

http://www.germanponte.com/img/valor.jpg

Tarta de naranja

Con esta tarta tenía un pequeño trauma..jeje.

Es una receta de uno de los primeros libros de Cocina que me compré (año 1985), era muy jovencita y no tenía mucha idea.

La hice, porque me apasionan los postres con naranjas, y fué un fracaso.

Hasta hoy no la he vuelto a repetir y… esta vez sí, qué rica me ha quedado! Os la recomiendo porque es una delicia.

Es un poco entretenida pero, el resultado,  merece la pena.

He usado naranjas de “La mejor naranja.com”

Ingredientes:

Para la base:

250 grs. de harina de repostería

125 grs. de mantequilla

1 pizca de sal

50 grs. de azúcar

1 huevo

Para la crema:

2 huevos

50 grs. de mantequilla

50 grs. de azúcar

1 naranja (zumo y ralladura)

Para el jarabe:

2 naranjas

200 grs. de azúcar

Agua (el mismo volumen que de azúcar)

Instrucciones:

Comenzamos haciendo la base:

Ponemos en un bol amplio la harina, azúcar y pizca de sal, mezclamos bien.

Añadimos la mantequilla fría y a trocitos.

Vamos “frotando” con las manos hasta formar “migas”.

Abrimos un hueco en el centro y ponemos el huevo.

Integramos todo a mano y sin batir hasta hacer una bola lisa.

Envolvemos en film y metemos en el frigo durante una hora.

Hacemos el jarabe:

Ponemos en un cazo 200 grs. de azúcar y el mismo volumen de agua, llevamos al fuego.

Dejamos hervir durante 5 minutos.

Mientras tanto, lavamos muy bien 2 naranjas sin pelar, frotándolas con un cepillito de cocina, secamos, y las cortamos en rodajas finas.

Las introducimos en el jarabe y bajamos el fuego.

Dejamos cocer hasta que la cáscara esté transparente.

Sacamos a un escurridor reservando el jarabe.

Hacemos la crema:

Separamos las yemas de las claras, batimos éstas a punto de nieve, reservamos.

Lavamos bien otra naranja, la secamos, rallamos su piel y sacamos su zumo.

Batimos, en un bol, las yemas, zumo y ralladura de naranja, 50 grs. de azúcar y 50 grs. de mantequilla derretida.

Cuando estén bien batidos, añadimos las claras a punto de nieve que teníamos reservadas.

Las mezclamos suavemente hasta integrar todo, reservamos en el frigo.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Sacamos la masa base del frigo y la extendemos, con el rodillo de cocina, entre dos films.

Forramos con ella un molde redondo desmontable (fondo y un dedo de alto alrededor), le damos bonita forma, recortamos el sobrante (yo he hecho una bola, la he metido en film y la he congelado para otra ocasión).

Pinchamos, con un tenedor, toda la superficie de la masa para que no suba al hornearse.

Le ponemos encima un papel de horno y lo rellenamos de legumbres secas (esto es para hacer presión y no suba la masa), yo tengo unas alubias que uso siempre para ello, luego las dejo enfriar y las vuelvo a guardar para otra ocasión.

Horneamos durante unos 25 minutos.

Quitamos el papel con las legumbres y volvemos a hornear 5 minutos más.

Sacamos y vertemos sobre la base la crema que teníamos reservada en el frigo, antes la batiremos un poco.

Horneamos durante 15 minutos cuidando que no se queme.

Comprobamos que está cocida pinchando con un palillo que debe salir limpio.

Retiramos.

Colocamos por encima las rodajitas de naranja.

Reducimos, al fuego, el jarabe reservado hasta que reduzca y espese.

Pintamos con él toda la superficie de la tarta aayudándonos de una brochita de cocina.

Dejamos enfriar y metemos al frigo durante unas horas antes de servir.

El jarabe sobrante lo colamos y guardamos para otra ocasión que está buenísimo.

https://floruca.files.wordpress.com/2011/06/logo_la_mejor_naranja.gif?w=230

Patatas “a la americana”

Hoy vamos con un guisito que se prepara en un plis-plas, mientras ponemos la mesa lo hacemos y disfrutaremos de un plato muy sabroso.

Ingredientes:

1 pack de 3 latitas de calamares en salsa americana “Calvo”

3 patatas medianas

Caldo de pescado casero ó de cubitos

Sal

Instrucciones:

Pelamos las patatas y las “chascamos” a taquitos, reservamos cubiertas de agua.

Ponemos a calentar el caldo de pescado, un vaso de los de agua aproximadamente.

Vertemos el contenido de las 3 latitas con su caldo en una cazuela y llevamos al fuego.

Cuando empiece a hervir, escurrimos las patatas y las añadimos, las dejamos un par de minutos que se impregnen de la salsa.

Vertemos el caldo caliente cubriéndolas justo al ras.

Bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer hasta que las patatas estén tiernas.

Rectificamos de sal y servimos caliente.

http://m1.paperblog.com/i/56/564418/productos-calvo-L-zhfgFh.png

Berenjenas rellenas de “Zorza”

“Zorza” en Galicia es la carne de la matanza adobada con ajo, orégano, sal y pimentón que, una vez reposada, se utiliza para formar los chorizos.

En este caso se me ha ocurrido aderezar de esta manera  la carne picada para rellenar unas berenjenas.

Ingredientes:

3 berenjenas medianas

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Para la zorza:

400 grs. de carne picada de ternera y cerdo

1 cucharadita de pimentón dulce

1 cucharadita de pimentón picante

1 cucharadita de orégano seco

1/2 cucharadita de tomillo seco

1 chorrito de vino blanco

1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Sal

Instrucciones:

Ponemos la carne en un bol.

Le añadimos los ingredientes de la Zorza.

Mezclamos con las manos bien limpias para que se integren bien todos los ingredientes.

Tapamos y dejamos reposar en el frigo mientras se hacen las berenjenas.

Lavamos, sin pelar, las berenjenas y las cortamos en dos a lo largo.

Le marcamos el borde interior, con un cuchillo afilado, y hacemos cortes en rombos por toda la superficie (esto  es para que luego sea más fácil sacar la carne).

Las ponemos en una fuente de horno, con un poco de sal y regadas con un hilo de aceite.

Las horneamos, en horno precalentado a 180 grados, durante unos 45 minutos vigilándolas que no se quemen.

Una vez hechas las dejamos templar un poco.

Sacamos su carne interior con una cucharilla y la troceamos pequeñitas, vamos dejando las “barquitas” en una fuente.

Ponemos un fondo de aceite en una sartén.

Cuando esté caliente añadimos la carne de Zorza reservada.

La vamos sofriendo a fuego medio-alto y removiendo sin parar con cuchara de madera, hasta que reduzca y empiece a freírse.

Es en este momento que añadimos la carne de la berenjena y seguimos sofriendo todo el conjunto durante unos minutos más.

Rectificamos de sal y retiramos.

Rellenamos las “barquitas” de berenjenas.

Horneamos 10-12 minutos a 180 grados.

Servimos caliente espolvoreadas de pimentón picante, orégano y un hilillo de aceite de oliva virgen extra.

Y, como las berenjenas eran grandes, una vez rellenas quedaban raciones muy contundentes como para tomar dos mitades por persona, así que las reduje a una mitad por persona.

Me quedaron algunas berenjenas ya horneadas, las dejé enfriar:

Y utilizé el sistema ZIPLOC de Albal para cerrarlas al vacío y congelarlas para una próxima ocasión, así no tiramos nada:

https://floruca.files.wordpress.com/2011/06/cofresco.jpg?w=182

Magdalenas de ajonjolí y canela

En estos días de vacaciones he comprado “cositas” para la cocina, cómo no, y entre ellas estos moldes de silicona tan chulos:

He preparado unas magdalenas que han salido enormes (con las cantidades que pongo en la receta me han salido 6 grandotas y 6 normales).

Ingredientes:

3 huevos L

150 c.c. de aceite de girasol

2 cucharadas de leche en polvo desnatada

200 grs. de harina de repostería

1 cucharadita colmada de levadura Royal

150 grs. de azúcar de Azucarera

1 cucharada sopera colmada de miel La abeja andaluza

1 cucharadita colmada de ajonjolí (lo majamos un poco en el mortero antes de añadirlo)

1 cucharadita colmada de canela molida Alesframa

75 c.c. de leche

Instrucciones:

Batir todo en batidora hasta hacer una crema lisa, sin grumos y emulsionada.

Dejar reposar en el frigo durante, al menos, 1 hora (cuanto más tiempo mejor para obtener un buen resultado).

Engrasar ligeramente los moldes de silicona con una brochita, si son cápsulas de papel no es necesario engrasarlas.

Precalentar el horno a 200 grados, depende del horno.

Rellenar los moldes hasta las 3/4 partes.

Espolvorear con azúcar.

Hornear durante unos 15 minutos ó hasta que, al pinchar con una brocheta, esta salga limpia.

Dejar templar antes de desmoldar y enfriar sobre rejilla.