Bizcocho jugoso de manzanas y crème fraîche

La crème fraîche es una crema blanca, grasa (30–40 % Grasa y un 15% de lactosa) y ligeramente acidificada por los cultivos bacterianos que contiene.

Es, sin embargo, menos amarga y más grasa que la crema agria que se le asemeja.

Crème fraîche es una expresión en francés que traducida literalmente significa crema fresca.

Originariamente la crème fraîche era una especialidad francesa pero hoy se ha extendido a lo largo de Europa y es muy empleada en sus cocinas, siendo muy fácil adquirirla en forma de tarrinas en la mayoría de los supermercados.

Existen distribuciones comerciales especiales con menos contenido de lactosa para aquellas personas que padezcan intolerancia a la lactosa.

Si no disponéis de ella podéis sustituírla por la misma cantidad de nata, montada ligeramente y añadiéndole una cucharadita de zumo de limón.

Ingredientes:

3 huevos

200 c.c. de crème fraîche

125 grs. de azúcar moreno Azucarera

100 grs. de harina de repostería

1 cucharadita de levadura Royal

2 manzanas Golden Delicious Marlene

Caramelo líquido

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 165 grados.

Batimos muy bien los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos.

Le añadimos la crème fraìche y seguimos batiendo.

Mezclamos harina y levadura y tamizamos.

La vamos agregando, poco a poco,  con movimientos envolventes hasta hacer una crema emulsionada y sin grumos, reservamos.

Pelamos las manzanas, las descorazonamos y cortamos en rodajas finas.

Ponemos caramelo líquido en el fondo de un molde.

Encima del caramelo ponemos una capa de láminas de manzanas.

Seguimos con una capa de crema.

Otra capa de manzana, crema, manzanas y terminamos con una de crema.

Damos unos golpes secos con el molde sobre un paño de cocina doblado para que la masa se asiente.

Horneamos alrededor de una hora, hasta que al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia.

Si vemos que se dora demasiado, cubrimos ligeramente hasta terminar la cocción.

Retiramos, dejamos enfriar, y metemos al frigo.

Cuando esté bien fresquito, desmoldamos y servimos.

Podemos acompañarlo de nata montada y caramelo líquido.

Es muy húmedo y jugoso, muy rico.