Arroz con lulas y tomate frito

Ingredientes:

1/2 kg. de Lulas frescas (cefalópodos parecidos al calamar)

1 lata de 1/2 kg. de tomate frito “Martinete”

1 cebolleta

3 dientes de ajos

1 pimiento verde  italiano mediano

1/2 pimiento rojo

Pimentón de la Vera picante “La Chinata”

Aceite de oliva virgen extra “El Santuario de Mágina”

Vino tinto sin alcohol “Élivo”

Arroz redondo “Dacsa”

Caldo de pescado casero ó concentrado de cubitos (ó agua)

Sal natural “Flor del Delta”

Para acompañar: Picos “Domínguez”, en este caso sus ricos “violines”

Instrucciones:

Limpiamos muy bien las Lulas y las troceamos no muy pequeñas, reservamos.

Limpiamos las verduras y las cortamos en juliana, reservamos.

Ponemos una cazuela al fuego con 3 cucharadas de aceite (no ponemos más porque el guiso no lo necesita, ya que el tomate va frito).

Cuando esté caliente sofreímos muy bien  las verduras.

Una vez sofritas, añadimos las Lulas y dejamos unos minutos, dándoles vueltas, hasta que pierdan el agua que sueltan y empiecen a tomar colorcito.

Es ahora cuando le ponemos un poco de sal, removemos.

Añadimos una cucharadita colmada de Pimentón de la Vera picante, removemos y,  rápidamente, vertemos medio vaso, de los de agua, de vino tinto sin alcohol. Como no lleva alcohol no es necesario esperar que evapore, sólo que se caliente.

A continuación, añadimos el contenido de la lata de tomate frito y dejamos calentar todo el conjunto (cuidado que salpicará).

Rellenamos la lata vacía de caldo de pescado caliente ó agua y lo echamos en el guiso.

Esperamos que hierva, bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer hasta que las Lulas estén tiernas, removemos de vez en cuando.

Por último ponemos 3 puñados de arroz redondo si os gusta caldoso, ó un poco más si os gusta más espeso.

Esperamos que el arroz esté en su punto, rectificamos de sal, retiramos, tapamos, dejamos reposar 10 minutos y servimos.

El guiso queda picante porque a nosotros nos encanta pero, si queréis, podéis sustituir el pimentón picante por el dulce.

Debo decir que,  para obtener un guiso tan rico, son  fundamentales  los excelentes productos que he utilizado para  su confección.