Bizcochitos “Quatre Quarts” a la naranja

Esta receta es originaria de la Bretaña Francesa y se refiere a un tipo de masa de bizcocho “Cuatro Cuartos” en la que se utilizan cuatro ingredientes en la misma proporción, huevos, azúcar, harina y mantequilla.

Yo, para asegurarme la esponjosidad, le he añadido un sobre de gasificante y, para el sabor, unas gotas de esencia de naranja.

Ingredientes:

125 grs. de harina de repostería

125 grs. de mantequilla

125 grs. de azúcar

2 huevos grandes (su peso se aproxima a los 125 grs.)

1 pizca de sal

Un poco de esencia de naranja (podéis sustituírla por ralladura)

1 sobre doble de soda “El Tigre”

Instrucciones:

Mezclamos la harina con el gasificante y  la pizca de sal, tamizamos y reservamos.

Batimos la mantequilla, que estará a temperatura ambiente, con el azúcar hasta que consigamos una mezcla blanquecina.

Añadiremos los huevos, uno a uno y sin dejar de batir. No añadiremos el siguiente hasta que no esté completamente integrado el anterior.

Le ponemos la esencia ó ralladura.

Por último la mezcla de harina, poco a poco y con movimientos envolventes, hasta conseguir una crema con volumen y esponjosa.

Dejamos reposar mientras precalentamos el horno a 180 grados.

Preparamos el molde ó los moldes (yo he usado unos individuales tipo magdalenas grandotas, chulísimos, que compré en Barcelona y que ya utilizé en otra ocasión aquí).

Vertemos la masa y espolvoreamos con azúcar.

Horneamos hasta que, al pinchar con una brocheta, ésta salga limpia. A mí me ha tardado unos 25 minutos, si es un molde único tardará un poco más.

Esperamos que se temple para desmoldar.

Dejamos enfriar sobre rejilla antes de servir.

Lubina a la sal en microondas

Esta receta la ví en un blog de dietas y me llamó poderosamente la atención, aunque la original era con una Dorada y yo he utilizado una Lubina. Os la recomiendo porque es rápida, ligera y queda buenísima.

Ingredientes:

Una Lubina de unos 650 grs. (con ella tenemos para dos personas)

Sal gruesa (1 kilo aproximadamente)

Instrucciones:

Limpiamos la Lubina de sus vísceras pero le dejamos las escamas.

Ponemos la sal en un bol, nos humedecemos ligeramente las manos y “amasamos” un poco la sal.

Colocamos, en un recipiente que pueda ir al microondas, una cama de sal.

Encima ponemos la Lubina y la cubrimos con el resto de la sal procurando que no quede ninguna zona sin cubrir.

Llevamos al microondas a máxima potencia durante unos 15 minutos (si os gusta menos hecha la tenéis 12 ó 13 minutos).

Sacamos y partimos, con una cuchara, la capa de sal que estará dura, debemos tener cuidado de no romper el pescado.

Lo apartamos a una bandeja quitando toda la sal, podemos ayudarnos de una brochita de cocina.

La piel saldrá muy fácil y sacamos los lomos que estarán listos para servir (procuramos dejarlos sin espinas).

La he acompañado de unas patatas panaderas, una cebolla en aros, unos dientes de ajos enteros y unas hojas de laurel troceadas, todo esto pochado con un hilo de aceite, tapados y  a  fuego lento.

 

 

Brochetas de gambones

Una receta fácil, deliciosa y barata, porque ahora podemos encontrar, en grandes superficies, gambones a buen precio, cosa que será difícil el próximo mes por aquello de las fechas que se acercan..

Ingredientes:

Gambones grandes

Ajos

Perejil

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Instrucciones:

Pelamos los gambones y les quitamos la venilla negra que los atraviesa, los insertamos en las brochetas, reservamos.

Picamos pequeñísimo ajitos y perejil fresco y lo ponemos en un bol.

Le añadimos aceite de oliva virgen extra y un poco de sal,  mezclamos, reservamos.

Preparamos la plancha con un hilillo de aceite y la llevamos al fuego hasta que esté muy caliente.

Cocinamos las brochetas unos segundos por cada lado, no mucho para que queden jugosas.

Servimos enseguida con la salsa reservada.

Una delicia!

 

Lionesas de crema

Me encantan las lionesas rellenas de crema, nata, chocolate..uhmmm!

He intentado hacerlas en varias ocasiones y no le pillaba el punto a la masa  pero, esta vez, me han quedado muy aparentes, aunque son peligrosas porque fresquitas del frigo no puedes comer sólo una..

Ingredientes :

Para la masa:

100 gr. de mantequilla

250 c.c. de agua

150 grs. de harina

2 cucharadas de azúcar

3 huevos

Pizca de sal

Para la crema: (podéis hacer una crema pastelera, yo he optado por la versión fácil)

1 paquete de Flanín El Niño

340 c.c. de leche

4 ó 5 cucharadas de azúcar vainillada (podéis sustituírla por azúcar normal)

Para la glasa:

Azúcar glass

Zumo de limón ó agua

Instrucciones:

Masa:

Vamos precalentando el horno a 180 grados.

Mezclamos en un cazo el agua, mantequilla troceada, azúcar y pizca de sal.

Llevamos al fuego para que se disuelva todo bien.

Cuando rompa el hervor, echamos de golpe la harina tamizada y batimos enérgicamente, con cuchara de madera,  hasta que se forme una masa lisa y sin grumos que se despegue de las paredes del cazo, retiramos.

Dejamos templar unos minutos y le vamos añadiendo los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior se haya integrado completamente en la masa.

Cuando veamos una masa fina, brillante y lisa estará en su punto.

Introducimos en una manga pastelera con boquilla ancha.

Forramos una bandeja de horno con papel y vamos poniendo montoncitos de masa del tamaño de una nuez, separados unos de otros porque aumentan de tamaño al hornearse.

Horneamos durante unos 20 minutos, depende del horno, deben quedar infladitos y huecos.

Apagamos y los dejamos dentro con la puerta abierta hasta que se enfríen, estos es para que no se bajen.

Mientras tanto hacemos la crema como nos indica el paquete de Flanín.

Recortamos con tijeras las lionesas por un lado que será por donde las rellenaremos con la crema.

Una vez estén todas rellenas prepararemos la glasa.

Glasa:

Ponemos unos 100 grs. de azúcar glass en un bol.

Le añadimos una cucharada de zumo de limón ó agua.

Mezclamos muy bien hasta que quede una crema con la textura parecida a unas natillas espesas.

Nos ayudamos de una brochita de cocina para pintar, con la glasa, la superficie de las lionesas.

Dejamos unas horas en el frigo y a disfrutar.

Les he acompañado de un poco de sirope de chocolate.

Curry de langostinos con cous-cous

Esta receta la vi en el blog  “Albahaca y canela” y no he tardado ni 24 horas en prepararla, me gustaban muchísimo sus ingredientes y el resultado ha sido espectacular, la repetiré a menudo y os la aconsejo porque os encantará.

Yo he sustituído algún ingrediente que no tenía por otro, os pongo la receta tal como la he hecho yo.

Ingredientes:

1 cebolleta grande

1 diente de ajo

1 trozo de jengibre fresco rallado

1 cucharada de zumo de limón

1/2 pimiento rojo

1 zanahoria

1 cucharada de tomate frito

1 cucharada de azúcar moreno

2 cucharadas de especias de curry (yo he puesto una de Baharat (comino, cilantro, pimienta, cayena, canela, pimentón..etc) y otra de Cúrcuma)

500 c.c. de nata líquida de cocinar

300 grs. aproximadamente de langostinos crudos frescos ( pesados una vez pelados)

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Perejil ó cilantro fresco

Cous-cous (para acompañar)

Instrucciones:

Pelamos los langostinos, les quitamos la venilla negra que los atraviesa y reservamos.

Lavamos las verduras y las picamos muy menuditas, reservamos por separado.

Ponemos un poco de aceite en una cazuela amplia (unas 4 cucharadas soperas).

Pochamos la cebolleta con el diente de ajo hasta que estén transparentes.

Le sumamos el jengibre rallado, el tomate frito y la cucharada de zumo de limón, seguimos sofriendo unos minutos.

Continuamos añadiendo el pimiento rojo y la zanahoria, seguimos hasta que estén cocinadas, unos 15 minutos más.

Seguimos con el azúcar moreno y las especias, removemos 1 minuto para que se integren y ponemos un poco de sal.

Añadimos la nata líquida, esperamos que coja temperatura y ponemos los langostinos pelados, mantenemos a fuego medio y removiendo con mimo hasta que la salsa reduzca un poco y los langostinos se cuezan ligeramente, no más de 3 ó 4 minutos.

Retiramos y espolvoreamos con cilantro ó perejil fresco muy picadito.

Preparamos el cous-cous según instrucciones del paquete y servimos enseguida.

 

Pastel de queso “Ibicenco”

Esta receta es una versión que he preparado del “Flao Ibicenco”.

Ingredientes:

Para el pastel:

250 grs. de queso tierno (podéis ponerle queso fresco si os gusta más suave)

1/2 copita de anís (licor)

7 cucharadas de azúcar

3 huevos

2 cucharadas de hojas de hierbabuena fresca muy picaditas

1/2 vaso, de los de agua, de nata líquida

Para el molde:

Mantequilla

Galletas molidas

Para acompañar:

Miel al gusto

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Enmantequillamos el molde (que no sea muy grande), y lo espolvoreamos todo de galletas molidas, sacudimos el exceso, reservamos.

Ponemos todos los ingredientes del pastel en una batidora y lo trituramos todo hasta hacer una crema sin grumos.

Vertemos esta crema en el molde que teníamos reservado.

Horneamos durante unos 30 minutos, depende del horno.

Pinchamos con una brocheta que debe salir limpia.

Retiramos, dejamos templar y desmoldamos.

Cuando esté frío lo ponemos en el frigo un par de horitas.

Servimos con miel.

 

 

Lingotes de patata y queso

Esta receta es muy entretenida pero sin dificultad ninguna, aunque os tengo que decir que, la próxima vez que la prepare, le pondré más cantidad de queso..tenía miedo que se derritiese al freir y me ha quedado escaso.

Ingredientes:

Patatas (yo puse 2 grandes)

Mantequilla (una nuez por patata grande, aproximadamente)

Sal

Pimienta

Leche

Queso Old Amsterdam

Pan rallado

Huevos

Aceite de girasol (para freir)

Salsa Ketchup y mostaza (para acompañar)

Instrucciones:

Ponemos agua a hervir con un poco de sal.

Lavamos y pelamos las patatas, las troceamos grandotas.

Cuando empiece el agua a hervir introducimos las patatas y dejamos cocer hasta que estén tiernas.

Escurrimos y ponemos en un bol.

Las chafamos, en caliente, con un prensapatatas ó tenedor, le ponemos sal y pimienta negra molida.

Le añadimos mantequilla y seguimos chafando hasta hacer una masa que se pueda trabajar con las manos y que no se deshaga, si vemos que necesita un pelín de leche se la ponemos (yo no se la he puesto).

Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.

Vamos cortando bastones de queso del tamaño que deseemos.

Cogemos porciones de puré y nos lo ponemos en la palma de la mano.

Introducimos el queso y tapamos con el puré por todos los lados, le damos forma de lingote. Todo este proceso se hace muy bien con las manos, después, cuando lo rebocemos, utilizaremos un cortapastas ó molde de emplatar para darle la forma que nos guste.

Hacemos todos los que deseemos.

Batimos 2 huevos en un bol.

Ponemos pan rallado en otro.

Pasamos los lingotes por huevo, pan rallado, huevo y pan rallado (doble cobertura).

Cuando hemos rebozado lo ponemos en el molde de emplatar pequeño ó cortapasta para darle la forma, reservamos todos.

Ponemos abundante aceite a calentar.

Freímos los lingotes hasta que se doren por todos los lados.

Escurrimos el exceso de aceite sobre papel absorbente.

Servimos caliente con la salsa.

Estos son los moldes que yo he usado:

http://fl1.shopmania.org/files/fotos/13822/molde-de-emplatar-rectangular-inox~13821397.jpg

 

 

 

 

 

 

Berenjenas rellenas de tortilla

Me encantan las berenjenas cocinadas de cualquier manera, fritas, empanadas, crema, guisadas, con patatas, rebozadas y, sobre todo rellenas.

Como ya las he rellenado de ingredientes diversos, se me ocurrió rellenarlas de tortilla y han quedado muy ricas,  así que he pensado compartir la receta por si queréis probar a hacerlas.

Ingredientes:

Berenjenas

Patatas

Huevos

Cebolla frita

Ajo en polvo

Aceite de oliva virgen extra

Pan rallado

Salsa al gusto para acompañar (puede ser salsa de tomate, de pimientos..etc. Yo las he salseado con un paté de berenjenas y pimientos riquísimo de La Chinata )

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Lavamos las berenjenas, secamos y las cortamos en dos a lo largo.

Con un cuchillo pequeño, marcamos el borde interno y unos rombos por toda la carne de las berenjenas (esto es para que luego podamos sacarla  fácilmente).

Las vamos colocando en una bandeja de horno salpicadas con un poco de sal y un hilillo de aceite.

Horneamos hasta que estén tiernas.

Mientras se hornean ponemos a pochar, en una sartén amplia, patatas picadas como para tortilla junto a cebolla frita (IKEA) y un poco de ajo en polvo, salpimentamos.

Sacamos las patatas de la sartén y las ponemos en un escurridor para retirar el exceso de aceite (este aceite lo reservamos para otras preparaciones y para poner un poco a la hora de gratinar las berenjenas)

Las cantidades son a ojo, depende del número de berenjenas que vayáis a rellenar.

Cuando las berenjenas estén horneadas, las retiramos del horno.

Sacamos la carne con una cucharilla y la picamos muy menudita, reservamos las “barquitas”.

Batimos huevos, cantidad necesaria, con un poco de sal.

Mezclamos con las patatas y la carne de las berenjenas, removemos todo muy bien. Debemos procurar que no quede demasiado líquido para que no se desborde al rellenar las berenjenas, ni demasiado seco para que al comer resulten jugosas.

Rellenamos cada “barquita” con una cucharilla. Las colocamos una junto a otra en una bandeja que pueda ir al horno (que no queden demasiado holgadas para que no se derrame el huevo).

Espolvoreamos con pan rallado y un hilillo del aceite reservado de pochar las patatas.

Horneamos durante unos 20 minutos a 180 grados, los últimos minutos con gratinador para que queden doraditas.

Servimos enseguida con la salsa elegida.