Pan de molde bicolor en microondas (paso a paso) /Recordando mis recetas

Esta receta ha resultado de la conjunción de ideas que tomé de dos estupendos blogs: “Los inventos de Carmela” y “Mis recetas Favoritas”.

Del primero la receta del pan en microondas y del segundo el montaje de las masas.

Ha resultado un pan riquísimo para hacer unas tostaditas diferentes, con un sabor muy sútil a chocolate y una presentación muy bonita. Lo repetiré a menudo.

Ingredientes:

 300 grs. de harina de fuerza
 7 grs. de levadura de panadería
 175 c.c. de leche
 5 grs. de sal
 20 grs. de azúcar
 30 grs. de mantequilla ablandada
 1 cucharadita colmada de cacao puro
 2 cucharadas de agua mineral
Instrucciones:
Ponemos el cacao en un bol, le añadimos las 2 cucharadas de agua y deshacemos perfectamente, reservamos.
Unimos, en un bol amplio la harina, sal, azúcar, mezclamos.
Le añadimos la mantequilla reblandecida y mezclamos con la punta de los dedos hasta integrarla toda.
Templamos la leche y disolvemos en ella la levadura.
La vertemos en el bol de la harina y mezclamos con una rasqueta ó cuchara de madera hasta que este todo bien integrado y se haga una masa.
Podemos seguir amasando en amasadora ó a mano sobre una superficie ligeramente enharinada.
Tenemos que conseguir una masa suave, lisa, facílmente manejable y que no se pegue a las manos.
Hacemos una bola.
La pesamos y dividimos en 2 partes iguales.
Con una de ellas hacemos una bola y colocamos en un recipiente.
A la otra le añadimos el cacao disuelto que teníamos reservado, debemos amasar hasta que se integre todo bien. Cuesta un poco, pero con un poquito de paciencia veremos que se integra totalmente en la masa. La colocamos en otro recipiente y dejamos reposar las dos masas hasta que doble su volumen, aproximadamente 1 hora y 30 minutos:
Desgasificamos y extendemos ambas con el rodillo:
Colocamos una encima de otra:
Enrollamos sobre sí misma, presionando suavemente  en cada vuelta, para evitar que se separen al hornearse:
El pliegue final debemos remeterlo bien con los dedos para evitar que se abra al subir la masa.
Colocamos en el molde, que pueda ir al microondas, con el pliegue debajo . El mejor es el de silicona, si usáis uno de cristal debéis enmantequillarlo y enharinarlo para que no se pegue el pan.
Dejamos levar de nuevo unos 40 minutos.
Colocamos en el microondas y horneamos durante 10-12 minutos a 500 grados.
Dejamos reposar unos 10 minutos sin abrir el microondas.
Sacamos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla.
Os parecerá que está muy blando pero al enfriar coge cuerpo.
Lógicamente no se dora, queda como el pan de molde  corteza blanca  que solemos ver en los comercios. Si queréis podéis dorarlo en el horno convencional, yo no lo he hecho porque al tostar las rebanadas ya podemos dorarlo a nuestro gusto. Se pueden cortar en rebanadas y congelarlas, separándolas con film.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s