Quiche de espinacas y Gorgonzola

En gastronomía, una quiche, es un tipo de tarta salada derivada de la cocina francesa. Se elabora principalmente con una preparación de huevos y crema de leche  fresca y espesa, mezclada con verduras y/o productos cárnicos, con la que se rellena un molde de masa quebrada. Se cocina al horno. La posibilidad de incluir otros alimentos en la elaboración del relleno permite que haya innumerables recetas con carne, vegetales, quesos diversos, etc..

Ingredientes:

Masa quebrada base:

200 grs. harina de repostería

100 grs. de mantequilla

1/2 cucharadita de sal fina

1 huevo

Relleno:

250 grs. de hojas de espinacas frescas

2 huevos

100 grs. de queso Gorgonzola

200 c.c. de nata para cocinar

1 cebolleta mediana

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta negra

Nuez moscada

Instrucciones:

La masa quebrada podemos comprarla ya preparada pero merece la pena hacerla en casa porque es muy fácil y queda deliciosa.

La preparamos de la siguiente manera:

Mezclamos la harina y la sal.

Troceamos a daditos la mantequilla fría y la ponemos sobre la harina.

Vamos frotando entre las manos hasta que se integren y se formen migas minúsculas.

Hacemos un hoyo en el centro.

Ponemos en huevo y una cucharada de agua (quizás necesite unas gotas más depende del tamaño del huevo).

Mezclamos con las manos sin batir hasta que se forme una bola de masa lisa y se despegue de las paredes del bol y de las manos.

Envolvemos la bola en eun film y dejamos reposar en el frigo durante 1 hora.

Mientras reposa hacemos el relleno:

Troceamos menudita la cebolleta y la ponemos a pochar en en aceite a fuego muy lento, salpimentamos.

Cuando esté la cebolla le incorporamos las hojas de espinacas troceaditas bien lavadas y escurridas.

Las dejamos pochar hasta que pierdan el color de cruda y reduzcan.

Le añadimos el queso a trocitos y dejamos que se derrita.

Removemos y comprobamos el punto de sal, reservamos.

Precalentamos el horno a 200 grados.

Sacamos la masa del frigo.

La extendemos entre dos films con el rodillo de amasar.

Debemos extenderla fina y del tamaño suficiente para cubrir base y paredes del molde elegido.

Enmantequillamos ligeramente el molde y cubrimos con la masa, le damos bonita forma y la pinchamos toda con un tenedor.

Ponemos encima de la masa un papel de horno y lo llenamos de garbanzos secos, alubias secas..etc (esto es para hornearla y que no suba).

La horneamos 10 minutos.

Retiramos el papel con los garbanzos y la volvemos a hornear 10 minutos más (de esta manera la masa se cuece y después no sabe a cruda).

Ponemos en un bol los dos huevos y la nata líquida.

Batimos muy bien hasta espumar.

Salpimentamos y ponemos nuez moscada molida al gusto.

Le añadimos el sofrito de espinacas reservado, removemos todo bien.

Vertemos con cuidado sobre la masa reservada.

Horneamos durante 20-25 minutos hasta que este cuajada y se dore la superficie.

Retiramos, podemos tomarla tibia ó fría, de las dos formas está exquisita!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s