Tortilla de berenjenas y queso al pimentón

La berenjena es una de las verduras que más me gustan, con ella podemos preparar mil y una recetas pero es un poco “sosita” y hay que añadirle otros ingredientes para que el resultado final tenga su punto…jeje

En este caso le añadí queso curado rallado y pimentón de la Vera, y vaya que sí, que tiene su punto..

Ingredientes:

2 berenjenas medianas

4 huevos grandes

4 cucharadas de cebolla pochada (yo de Eurocebollas)

4 cucharadas colmadas de queso curado rallado

1 cucharada rasa de pimentón de la Vera

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Instrucciones:

Lavamos las berenjenas y, sin pelarlas, las troceamos en cubitos pequeños.

Las dejamos en un bol cubiertas de agua con un poco de sal durante media hora.

Si no tenemos preparada la cebolla pochada la vamos haciendo mientras tanto, sofriendo a fuego lento una cebolla mediana cortada a cubitos en un par de cucharadas de aceite.

Escurrimos y secamos los cubitos de berenjenas.

En una sartén amplia ponemos un poco de aceite y salteamos la berenjena hasta que esté tierna pero no deshecha.

Le añadimos el pimentón,revolvemos, salpimentamos y retiramos.

Batimos los huevos y mezclamos con la berenjena, el queso rallado y la cebolla pochada.

Cuajamos la tortilla en una sartén con un hilo de aceite, a mí me gusta muy cuajada que no se note el huevo…pero eso va en gustos.

Tostas marineras con tomates asados

He preparado estas tostas aprovechando los buenísimos tomates de colgar que os muestro en la siguiente entrada, es un producto que no conocía y que me ha sorprendido por su sabor a tomate, tomate..

Ingredientes:

1 kg. de tomates rojos y carnosos (yo, tomates de colgar Herrera)

4 dientes de ajos enteros

1 cucharada de azúcar moreno(para restar la acidez del tomate)

Sal

Pimienta negra molida

Vinagre de Jerez

Aceite de oliva virgen extra

Rebanadas de pan (mejor si es casero)

Conservas de pescados (anchoas, filete de caballa..etc.)

Alcaparras

Instrucciones:

Lavamos y secamos los tomates,pelamos los ajos dejándolos enteros.

Ponemos todo en uan fuente que pueda ir al horno, salamos y le ponemos un hilillo de aceite por encima.

Horneamos a 180 grados hasta que veamos la piel del tomate tostadita.

Retiramos y cubrimos la bandeja con un paño limpio hasta que enfríe.

Recogemos el jugo de la bandeja, colamos y reservamos.

Pelamos los tomates y los dejamos en un bol, no hace falta trocearlos.

Los dientes de ajos asados los ponemos en un mortero.

Le añadimos un poco de sal, pimienta y el azúcar moreno, majamos hasta hacer una pasta.

Lo juntamos con el jugo reservado y añadimos aceite de oliva virgen extra y un poco de vinagre de Jerez, emulsionamos la vinagreta y vertemos sobre los tomates.

Removemos y dejamos en el frigo durante unas horas que se integren los sabores.

A la hora de servir, tostamos el pan, lo cubrimos del tomate asado reservado y ponemos la conserva a nuestro gusto.

Delicioso!

Rollos de Bonito de Burela en salsa de pimientos asados

Los “Rollos de Bonito” es un plato típico de la gastronomía asturiana.

Hace mucho tiempo deseaba hacerlo y he ido tomando datos de aquí y allá, como no sé la receta exacta, puesto que cada cual lo hace “a su modo”,  he hecho mi versión que ha quedado buenísima, a ver si os gusta.

Ingredientes:

Para formar los rollos:

Bonito sin piel ni espinas, 500 grs pesados ya limpios (yo, Bonito de Burela)

Cebolla pochada , 4 cucharadas

Perejil fresco picado, 1 cucharada sopera

Ajos, un diente picado finamente

Huevos, 2 pequeños ó 1 grande

Miga de pan remojada en vino y escurrida, 100 grs. aprox.

Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas

Salsa de soja, 2 cucharadas

Sal (no mucha por la salsa de soja )

Pimienta negra molida

Pan rallado, cantidad necesaria

Para la salsa:

Pimientos asados rojos, 2 grandes

Pimiento asado verde, 1 grande

Cebolla, 1 mediana

Ajos, 2 dientes

Vino blanco, medio vaso

Sal y pimienta

Otros ingredientes:

Harina para rebozarlo

Aceite de oliva virgen extra para freír los rollos

Intrucciones:

El Bonito lo desmenuzamos pequeñito a mano ó lo cortamos a cuchillo, me gusta más que picado, lo ponemos en un bol.

Le añadimos el resto de ingredientes, que indico para los rollos, excepto el pan rallado.

Mezclamos muy bien con las manos y comprobamos la cantidad que necesite de pan rallado, el justo para que podamos formar los rollos y no se abran, no debemos excedernos para que no queden secos.

Con esta mezcla formamos 4 rollos y los enharinamos ligeramente dándoles bonita forma, reservamos.

Ponemos aceite de oliva en una sartén amplia y los doramos por todos sus lados, reservamos.

Colamos el aceite y ponemos un fondo de éste en una cazuela amplia para hacer la salsa.

Picamos la cebolla y los ajos y los pochamos completamente.

Troceamos los pimientos asados y los añadimos a la cazuela, dejamos hacer unos 10 minutos, salpimentamos.

Vertemos un buen chorro de vino blanco, dejamos evaporar el alcohol.

Bajamos el fuego y dejamos reducir la salsa, rectificamos de sal.

Trituramos, introducimos los rollos y dejamos unos 3 minutos por cada lado.

Retiramos y servimos en rodajas con la guarnición elegida.

Yo he acompañado de berenjenas cocidas y salteadas con ajos.

Bombones de melón con jamón

Recordando el famoso “melón con jamón”, se me han ocurrido estos bombones que quedan tan monos para un picoteo en estos días de verano.

Mis “conejillos de Indias” me han dado el OK, a ver que os parece a vosotr@s 😉

Ingredientes:

Melón (yo, de Frulola)

Jamón ibérico en lonchas finas

Chocolate negro para fundir

Brochetas

Instrucciones:

Hacemos los crujientes de jamón de la siguiente manera:

Ponemos papel absorbente de cocina sobre un plato llano.

Encima del papel las lonchas de jamón separadas unas de otras (deben ser finísimas para que se queden secas y crujientes).

Cubrimos con papel absorbente.

Ponemos otro plato llano encima.

Llevamos al microondas, a máxima potencia, 2 minutos.

Les damos la vuelta a las lonchas y dejamos 1 minuto más.

Quitamos el papel y las dejamos enfriar.

Troceamos con los dedos en trozos pequeñitos y reservamos.

Sacamos bolitas de melón con un sacabolas, las ensartamos con brochetas y dejamos sobre un colador.

Derretimos el chocolate en el microondas a intervalos cortos de 30 segundos y removiendo, con cuidado que no se queme.

Ya tenemos preparado todo:

Ya sólo se trata de ir envolviendo en chocolate las bolitas de melón, salpicando con trocitos de jamón y las dejamos pinchadas, unos minutos, sobre el melón del que hemos sacado las bolitas.

Cuando estén todas las introducimos en el frigo hasta la hora de tomarlas, que las pincharemos sobre medio melón al que, previamente, le habremos quitado un trozo de cáscara para poder pinchar las brochetas.

Disfrutamos:

Tarta de piña y sobaos

Esta receta es de “Pepa”, una compañera de un grupito que tenemos en Facebook de amigas aficionadas a la cocina. Solemos colgar nuestras recetas y nos copiamos, unas a otras, las que más nos gustan. Esta tarta me gustó desde el primer momento porque es muy facilita y refrescante y no hay que usar horno que, con estos calores, viene muy bien.

Yo le he hecho un pequeño cambio: Pepa usa crema pastelera casera y yo la he sustituído por una crema hecha con un paquete de Flanín “El Niño”, ha quedado riquísima, jugosa y refrescante. Os la recomiendo 100%.

Gracias Pepa!

Ingredientes:

1 paquete de sobaos pequeños (de los de 36 unidades)

1 lata de piña en rodajas en su jugo (de 820 grs.)

Para la crema:

1 sobrecito de Flanín “El Niño”

4 cucharadas soperas de azúcar avainillada

330 c.c. de leche

Para cubrir la tarta:

500 c.c. de nata de montar

70 grs. de azúcar

Instrucciones:

Utilizaremos un molde rectangular ó cuadrado.

Preparamos la crema según las intrucciones del paquete, reservamos para que vaya templando.

Hacemos un puré con la piña y reservamos su jugo para emborrachar los sobaos. Yo he reservado una rodaja de piña para la decoración final.

Forramos el molde con papel film dejando sobrante a los lados, así nos será más fácil volcarla sobre la bandeja al desmoldarla.

Cubrimos el fondo del molde con sobaos bien pegaditos uno junto a otro.

Emborrachamos con el jugo de piña ayudándonos de una brochita.

Extendemos encima todo el puré de piña.

Ponemos otra capa de sobaos y volvemos a emborracharlos.

A continuación una capa de crema pastelera ó de flan.

Por último otra capa de sobaos y los emborrachamos.

Tapamos con el film y presionamos un poco para que tome la forma del molde.

Guardamos en el frigo hasta el día siguiente.

Si el molde es más pequeño podemos utilizar los sobaos enteros, el mío era grandecito y tuve que cortar algunos sobaos en dos rebanadas.

Al día siguiente montamos la nata con el azúcar, desmoldamos la tarta y decoramos con la nata (no tengo mucha soltura con la manga pastelera, así que la he adornado con un tenedor) y trocitos de piña.

Deliciosa!

Dulces de coco

Esta receta la encontré en “Mil y una recetas”..

Son facilísimos y rápidos de preparar, con pocos ingredientes y deliciosos. Estoy segura que, si os animáis a hacerlos, os gustarán tanto que lo repetiréis a menudo.

Ingredientes:

125 grs. de coco rallado

150 grs. de azúcar

40 grs. de harina

2 huevos grandes

Pizca de sal

Azúcar glass para espolvorear

Instrucciones:

En un bol grande mezclamos el coco, azúcar, harina y pizca de sal.

Hacemos un hueco en el centro y ponemos los huevos.

Vamos batiendo e integrando todo con un tenedor hasta que se forme una mezcla sin grumos.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Preparamos los moldes, yo he usado unos pequeñitos tipo muffins.

Rellenamos a cucharaditas con la masa hasta los 2/3.

Horneamos durante unos 10 minutos.

Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glass.

Deliciosos!

 

 

 

Entrecot de buey con ensalada alemana

La receta de la ensalada alemana la ví en el programa “Cometeló” de Canal Sur.

Ingredientes:

Entrecot de buey (yo de La Finca)

Para la ensalada alemana:

3 patatas medianas para cocer

1 manzana

2 salchichas alemanas

Cebolleta

Pepinillos agridulces

perejil fresco

4 cucharadas soperas de yogur natural sin azúcar

2 cucharadas soperas de mayonesa

1 cucharada de mostaza

Sal

Pimienta

Aceite de girasol ó mantequilla

Instrucciones:

Comenzamos preparando la salsa de la ensalada:

Mezclamos muy bien el yogur, mayonesa, mostaza y un poco de sal, reservamos en el frigorífico.

Seguimos con la ensalada alemana:

Cocemos las patatas con piel, las pelamos, troceamos y colocamos en un bol.

En una cazuela, con un pelín de aceite ó mantequilla, salteamos las salchichas cortadas a trocitos junto a la manzana pelada y troceada del mismo tamaño que las salchichas, la manzana debe quedar al dente, reservamos.

Cuando las patatas estén frías le ponemos cebolleta, perejil y pepinillos troceados menuditos, la cantidad será según gusto.

Le añadimos las salchichas con las manzanas que ya estarán frías, salpimentamos.

Juntamos con la salsa reservada y mezclamos muy bien, reservamos en el frigo mientras preparamos la carne.

El entrecot lo pasaremos por la plancha al gusto de cada comensal.

Servimos enseguida.

“Guacamole” de calabacín

Este inventillo ha sido fruto de dos circunstancias: mi deseo de tomar guacamole y mi mala memoria (se me olvidó comprar aguacates.. )

Ah!..pero tenía calabacines.. 😉

Ingredientes:

1 calabacín mediano

1 tomate rojo pequeño

1 trozo de cebolleta

1 manojo de cilantro fresco (sólo las hojas)

Aceite de oliva virgen extra

Limón

Sal

Tabasco

Instrucciones:

Limpiamos el calabacín y le sacamos la pulpa cortándola muy menudita, yo he usado un sacabolas pero podéis usar una cucharilla pequeña.

Le ponemos un pelín de sal y la dejamos escurrir en un colador grande durante media hora.

Pelamos el tomate y lo troceamos pequeñito, hacemos lo mismo con la cebolleta, reservamos.

Lavamos el cilantro y desechamos los tallos, reservamos las hojas envueltas en un paño de cocina, esto es para eliminar el exceso de agua.

Escurrimos el calabacín presionando con la mano y lo introducimos en el vaso de la batidora.

Le añadimos el tomate, cebolleta, cilantro, unas gotas de zumo de limón, unas gotas de aceite de oliva (se me ocurrió para aportarle un poco de cremosidad al no llevar aguacate) y unas gotas de Tabasco.

Trituramos al gusto.

Rectificamos de sal.

Si vemos que no nos queda muy espeso, lo ponemos sobre un colador de malla fina y dejamos un ratito en el frigo que escurra un poco más.

Servimos con nachos, yo no tenía y troceé unas tortitas mexicanas, las pinté con un poco de aceite mezclado con colorante y las tosté en la sartén hasta que estuvieron crujientes.

Espero que os guste.

Sin duda es un “Guacamole” con menos calorías y está riquísimo, doy fe…

 

Croquetas de berenjenas y jamón cocido

La croqueta es un alimento originario de Francia, aunque es más popular en los Países Bajos y en España, donde puede comerse como acompañamiento, plato principal, entrante ó tapa. Podemos hacer croquetas de mil maneras y siempre quedan ricas: con restos de un cocido, unas verduritas que tengamos danzando por el frigo, un poco de jamón, croquetas dulces..etc.

En esta ocasión aproveché una berenjena y un poco de jamón cocido y, con un par de ingredientes más, quedaron muy ricas y cremosas, animaros a hacerlas..

Ingredientes:

(Os pongo las cantidades aproximadas porque yo suelo hacerlas “a ojo”)

Una berenjena grande

150 grs. de jamón cocido

2 cucharadas soperas colmadas de cebolla frita (tipo IKEA)

1 diente de ajo

75 grs. de harina

750 c.c. de leche

75 c.c. de aceite de oliva

Sal

Pimienta

Nuez moscada

Huevo, pan rallado y aceite para freírlas

Instrucciones:

Lavamos la berenjena y, sin pelar, la cortamos a daditos pequeños, la dejamos en un bol cubierta de agua con un poco de sal durante 1/2 hora.

Escurrimos secamos y la ponemos a pochar, con el aceite y el ajito picado, en una cazuela amplia. Salpimentamos.

Cuando estén las berenjenas le añadimos el jamón cocido muy picadito y la cebolla prefrita, sofréimos durante 4 ó 5 minutos.

Hacemos un hueco en el centro y ponemos la harina, la tostamos un poco, revolvemos todo y le vertemos la leche caliente.

Bajamos el fuego y dejamos cocer sin para de remover hasta que la masa se despegue de las paredes de la cazuela.

Le ponemos un poco de nuez moscada y rectificamos de sal.

Vertemos la masa en una fuente y tapamos con film de cocina para que no se forme costra.

Cuando esté fría formamos las croquetas y pasamos por huevo batido, pan rallado y freímos en abundante aceite bien caliente hasta dorar.

Las ponemos sobre papel absorbente y enseguida servimos bien calientes.

Sopa Paraguaya

Ya sabéis que, siempre que tengo ocasión y dispongo de los ingredientes, me gusta investigar y probar recetas de otros países. Encontré esta receta aquí que me llamó mucho la atención porque se trataba de una “sopa sólida”, tenía todo lo necesario y .. 😉

La sopa paraguaya es un plato típico de la gastronomía de Paraguay y de la gastronomía del Nordeste Argentino, producto del sincretismo guaraní y español. Los guaraníes acostumbraban a consumir comidas pastosas elaboradas con harina de maíz ó de mandioca envueltas en hojas de güembé ó banana y cocinadas entre ceniza caliente.

Los jesuítas, en su mayoría españoles, introdujeron el uso de: queso, huevos y leche (aditivos que fueron agregados a las comidas preparadas por los guaraníes). Por esto, la sopa paraguaya se trata de un bizcocho esponjoso salado, de muy rico contenido calórico y proteico.

Ingredientes:

3 cucharadas de aceite de oliva

3 cebollas

3 tazas de harina de maíz fina (NO se trata de Maizena, sino del grano de maiz molido fino)

4 tazas de agua ó leche (yo, agua mineral)

200 grs. de queso Ricotta, requesón ó queso fresco (yo he usado Emmental que tenía a punto de caducar )

Queso rallado al gusto

1 huevo grande

Sal, una cucharadita y media

Pimienta negra molida

Perejil fresco picado (este ingrediente ha sido por mi cuenta)

Nuez moscada (se pueden poner semillas de anís machacadas, yo no le puse)

Instrucciones:

Picamos muy menudita las cebollas y las ponemos a pochar a fuego lento y tapadas hasta que estén transparentes, removemos de vez en cuando. Cuando estén reservamos y dejamos enfriar.

Ponemos la harina de maiz en un bol con la sal y la pimienta.

Le añadimos el agua ó leche, poco a poco y removiendo a la vez para que no se formen grumos.

Precalentamos el horno a 175-180 grados depende de los hornos.

Enmantequillamos el molde elegido, yo no lo he hecho sino que lo he forrado de papel de horno.

Unimos todos los ingredientes restantes a la mezcla de harina: huevo, queso, cebolla pochada con su aceite, perejil picado, nuez moscada…

Removemos todo muy bien y vertemos en el molde.

Espolvoreamos con abundante queso rallado y horneamos durante unos 45-60 minutos, hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia y se haya dorado la superficie.

Dejamos templar y servimos en porciones acompañadas de ensalada fresca.

Espero que os guste.

Yo he hecho las fotos recién salida del horno..