Pan de remolacha

Siguiendo la línea de mis últimas publicaciones (abajo), os dejo este pan de remolacha que preparé con la misma receta que la masa de «pizza de remolacha».

Una vez terminada la preparación con sus levados correspondientes, formé un pan de molde grande y varios panecillos.

Dejé levar de nuevo, precalenté el horno a 200 grados, les pasé una brochita humedecida con agua y les puse semillas de sésamo, amapola y calabaza…y al horno: 15-17 minutos los panecillos y 25-30 el grande.

Enfriar sobre rejilla.

Os tengo que decir, en honor a la verdad, que esta masa es más pegajosa que la de otros panes, la remolacha le aporta una humedad que la hace más difícil de manejar, pero merece la pena por el buen resultado.

Pan Negro (con tinta de calamar)

Este es otro de mis «inventillos» :-))

Siguiendo la receta de mi «Pan de Azafrán» (publicada abajo), hice este «Pan Negro» en el que sustituí el azafrán por 6 bolsitas de tinta de calamar, de las que venden congeladas.

Hice la infusión con la leche templada y la tinta.

En esta ocasión sí colé el resultado.

El resto la misma receta.

Al hornearlo le espolvoreé harina para que la corteza fuese más gordita pero, la próxima vez, no lo haré para que quede el color negro uniforme, es más bonito..

Os puedo asegurar que el sabor es delicioso, y es ideal para acompañar pescados, sandwiches de atún, de anchoas..etc. y, sobre todo, para un exquisito «bocata de calamares fritos», os lo aconsejo 100%.

Como siempre os digo, podemos congelarlo en rebanadas y tener preparado una selección de panes diferentes para que, en cualquier ocasión especial, tengamos un pan para cada plato..

Animaros a hacerlo ;-))

Pan de Azafrán (paso a paso)

Para este pan he utilizado Azafrán en hebras y ha resultado un pan riquísimo e ideal para acompañar todo tipo de guisos, arroces, sandwiches originales, etc..Os animáis?

Ingredientes:

500 grs. de harina de fuerza

300 c.c. de leche semidesnatada

1 cucharadita de hebras de azafrán

1 cucharadita de sal fina

1 cucharada rasa de miel (para que dure tierno más tiempo)

1 sobre de levadura de panadería

Instrucciones:

Yo he amasado en panificadora pero podéis amasar a mano.

Calentamos la leche sin que hierva.

Introducimos las hebras de azafrán y removemos.

Esperamos que enfríe y llevamos a frigo hasta el día siguiente que tendrá un color precioso, se deja tal cual, NO HACE FALTA COLARLA!

Dejamos a temperatura ambiente hasta que pierda el frío.

Si es en panificadora:

Ponemos en la cubeta la leche con azafrán.

Añadimos la miel, la harina y en una esquina la levadura y en otra la sal.

Ponemos el programa de amasado y levados.

Cuando termine nos encontraremos la masa levada:

Desgasificamos, hacemos una bola y la pesamos.

La dividimos en 9 bolitas del mismo peso:

Forramos un molde grande de plum-cake con papel de horno en introducimos las bolas pegaditas y alternadas.

Dejamos levar en un sitio sin corrientes de aire:

Precalentamos el horno a 220 grados.

Pintamos el pan con leche y horneamos durantes unos 25 minutos, cuando le falten un par de minutos pulverizamos con leche y le espolvoreamos unas ramitas de azafrán.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla:

Envolvemos en film y dejamos reposar unas horas en el frigo para que podamos cortarlo en rebanadas y no se nos rompa.

Podemos congelar las rebanadas separadas unas de otras con papel de horno ó film de cocina.

Está delicioso!

The Saffron Company

Fundada en 1874, por D.Eustaquio Abad Escolano, D.Vicente Navarro Canicio y D. Joaquín Iñesta RizoThe Saffron Company  llevan más de cinco generaciones comercializando una de las especias más delicada y finas del mundo: el Azafrán:

Por Azafrán se entiende los estigmas, solos ó unidos a los estilos, de las flores del Crocus Sativus Linnaeus ya sean en hebra, triturados ó molidos.

El Azafrán contiene unos principios activos característicos en esta especia, entre los cuales destacan la “Crocina”proporciona el color, la “Picrococina”proporciona el aroma y el Safranal”.

Y aceites esenciales que proporcionan propiedades terapeúticas En la obtención de este producto se realizan, entre otros, tres procesos o funciones muy importantes y determinantes de buena calidad del azafrán producido en España.

En la foto, Azafrán calidad coupé  que representa la categoría más alta de esta especia. Se consigue seleccionando exclusivamente las puntas de ginecea del azafrán, sin la parte amarilla que sólo hace sumar gramos pero carece de sabor.

Todos estos años les han dado una gran experiencia, transmitida de padres a hijos, en seleccionar las mejores calidades de Azafrán, tanto en hebra como en molido y poner en el mercado para sus  clientes y amigos un producto de primera calidad , único por su calidad y cualidades naturales de aroma, color y fragancia.

La Compañía de Azafrán  están abiertos a ideas ó sugerencias de sus clientes para ir mejorando día a día, tienen como primer objetivo la calidad, ofrecer un producto natural 100% con las máximas propiedades del azafrán, para que cuando llegue a sus manos, pueda disfrutar de todas sus cualidades.

Aquí una selección de sus productos:

http://www.thesaffroncompany.com/esp/productos/lady.html

Melva encebollada

La Melva es una subespecie del atún, por lo tanto es un pescado azul cardiosaludable, perteneciente a la familia Scombridae, se encuentra en aguas tropicales y en océanos templados.

Pez muy parecido al Bonito, del cual se distingue por tener las dos aletas dorsales muy separadas una de otra.
Este túnido se puede distinguir fácilmente por la presencia de unas quince rayas oblicuas, casi verticales, de color oscuro a ambos lados de la zona dorsal.
En este caso la he preparado encebollada y ha quedado riquísima y muy jugosa.
Ingredientes:
1 Melva de 1,2 Kg. aprox.
3 cebollas
2 dientes de ajos
Laurel
Vino fino
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Instrucciones:
Pedimos al pescadero que nos saque los lomos de la Melva, quite pieles y espinas, la cortamos a trozos gorditos, salpimentamos y reservamos.
Cortamos las cebollas en juliana no demasiado fina y los ajos a rodajas.
Ponemos 5 ó 6 cucharadas de aceite en una sartén amplia y ponemos a pochar las cebollas, ajos y hoja de laurel, lentamente hasta que estén transparentes, salpimentamos.
Cuando estén ponemos los trozos de Melva y marcamos vuelta y vuelta.
Vertemos un chorro de vino fino, dejamos evaporar el alcohol y reducir la salsa.
No debemos dejar el guiso más de 5 ó 6 minutos para que el pescado quede jugoso.
Servimos con puré de patatas, mucho mejor si es casero.

Musaka con garbanzos

La Mousaka (del griego μουσακάς, mousakás) es un plato tradicional de los Balcanes y Medio Oriente hecho a base de berenjenas. La versión griega, que es la más conocida internacionalmente, consiste de capas de carne picada de cordero, berenjena en rebanadas, y tomate, cubierto de una salsa blanca y horneado.

Hay muchísimas versiones, dependiendo del país, yo he preparado una versión «a mi manera», le he añadido garbanzos cocidos y las berenjenas las he hecho a la plancha en lugar de fritas. Con estas cantidades me han salido dos, una grande para 4 personas y una pequeña para 2 que he congelado lista para hornear.

Ingredientes:

1/2 kilo de carne picada al gusto (ternera, cerdo, mixta, cordero..etc.)

200 grs. de garbanzos (pesados ya cocidos)

1 cebolla grande

2 dientes de ajos

1 hoja de laurel

2 berenjenas grandes

1 lata grande de tomate triturado

Vino blanco

Orégano

Aceite de oliva virgen extra

Sal, pimienta, guindilla (opcional)

Bechamel casera (yo preparé medio litro pero me quedó escasa, podéis preparar un litro)

Queso rallado de gratinar abundante

Instrucciones:

Pelamos las berenjenas y las cortamos en rodajas no muy gruesas, las ponemos en un bol cubiertas de agua y un poco de sal.

Picamos menudita la cebolla y los ajos y las ponemos a sofreir en un sarten amplia con un fondo de aceite, con la hoja de laurel y la guindilla (opcional).

Cuando estén en su punto, añadimos la carne picada salpimentada.

La dejaremos hasta que pierda el color de cruda, reduzca y empiece a tomar color.

Cuando esté la carne añadiremos los garbanzos cocidos picados con cuchillo a trozos grandes, dejamos 2 ó 3 minutos. Ponemos orégano al gusto.

Vertemos un poco de vino, dejamos evaporar el alcohol y añadimos el tomate triturado y un poco de azúcar (para quitar la acidez del tomate).

Dejaremos a fuego mínimo hasta que el guiso reduzca y empiece a asomar por la superficie el aceite, esto nos indica que el tomate está totalmente hecho.

Rectificamos de sal y reservamos.

Escurrimos las berenjenas, las secamos y las hacemos a la plancha, no hace falta que queden muy hechas pues luego irán al horno, reservamos.

Preparamos la bechamel como tengamos costumbre, reservamos.

Montamos la Mousaka:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Colocamos un recipiente que pueda ir al horno ligeramente engrasado:

Capa de berenjenas:

Carne con tomate y garbanzos:

Bechamel (poner más abundante que yo), ya os dije que me quedó escasa y la repartí porque no tenía tiempo de preparar más:

Seguiremos con otra de berenjenas, carne y por último más bechamel.

Cubriremos de abundante queso rallado:

Hornearemos durante unos 25 minutos, los 5 últimos con gratinador.

Servimos enseguida.

La pequeña la congelé tal cual sin hornear para otro día.

 

Trenza de frutas y yogur

Instrucciones:

500 grs. de harina de fuerza

25 grs. de azúcar

75 c.c. de leche

1 sobrecito de levadura de panadería

125 grs. de yogur natural (yo, de «Delicatessen La Ermita»)

1 huevo grande

25 grs. de mantequilla

1/2 cucharadita de sal fina

Frutas escarchadas al gusto

Chocolate fondant para cubrir

Almendras en granillo para adornar

Instrucciones:

Templamos la leche y disolvemos en ella el azúcar y la levadura.

Tamizamos la harina y mezclamos con la sal.

Hacemos un hoyo en el centro y ponemos la mezcla de leche, el yogur y el huevo.

Mezclamos  con el dedo índice y vamos integrando la harina de alrededor poco a poco hasta forma una masa.

Le añadimos la mantequilla a punto pomada e integramos bien hasta hacer una bola, la masa es pegajosa, para trabajarla podemos engrasarnos ligeramente las manos.

Por último le añadimos las frutas escarchadas troceada pequeñita.

Dejamos fermentar en un bol tapada con film engrasado hasta que doble su volumen.

Desgasificamos y hacemos 3 bolas del mismo peso.

Con estas bolas hacemos 3 rulos:

Hacemos una trenza y ponemos sobre bandeja de horno forrada de papel:

Dejamos levar de nuevo.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Pintamos con huevo ó leche y horneamos durante unos 25 minutos. Si vemos que se dora demasiado a media cocción cubrimos con papel aluminio.

Dejamos enfriar sobre rejilla.

Derretimos el chocolate al baño María ó en microondas y cubrimos la trenza, espolvoreamos con almendra en granillos.