Truchas en salsa de almendras

Ingredientes:

2 truchas (las mías de Ríofrío)

2 cucharadas de Ametlla+2

Bacon troceadito

Harina

Aceite de oliva virgen extra

Agua

Sal

Instrucciones:

Una vez limpias las truchas (las mías ya venían limpias y envasadas al vacío) las salamos ligeramente.

Ponemos una sartén a fuego lento con una cucharada de aceite y añadimos el bacon.

Lo dejamos que suelte toda la grasilla, no la retiramos porque será la base de la salsa.

Enharinamos ligeramente las truchas y sacudimos el excedente de harina.

Retiramos el bacon hacia los bordes de la sartén y en el centro  ponemos las truchas.

Las marcamos por ambos lados.

Desleímos, en un vaso de agua, las 2 cucharadas soperas colmadas  de Ametlla+2 (es un majado que lleva almendra, perejil, orégano, ajo, jengibre, guindilla, azafrán, piel de limón y sal.

Vertemos sobre las truchas, movemos un poco la sartén en círculos, tapamos y dejamos 5 minutos.

Damos la vuelta a las truchas y dejamos otros cinco minutos más para que, al mismo tiempo, engorde la salsa.

Retiramos y servimos enseguida.

 

Corona de nata y queso

Una recetilla rápida, rica y…colorida..jeje. Tenía ganas de estrenar el molde con algo facilito, espero que os guste.

Instrucciones:

1 tarrina de queso crema (tipo Philadelphia)
1 brick de nata de montar (200 c.c.)
1 paquete de gelatina de piña
Azúcar al gusto
Unas gotas de colorante azul
Confites dulces de colores

Instrucciones:

Preparar la gelatina según instrucciones del paquete.

Mezclar en batidora con el queso, la nata y azúcar según os guste de dulce.

Añadir unas gotas de colorante e ir mezclando hasta que quede del tono a vuestro gusto

Poner la mezcla en el molde elegido (mejor de silicona).

Dejar cuajar en el frigo.

Desmoldamos y decoramos con los confites de colores.

 

 

 

Alcachofas en vinagreta con crujiente de jamón ibérico

A ver si os gusta esta receta:

Ingredientes:

Alcachofas frescas

Aceite de oliva virgen extra (yo de Olmeda orígenes)

Vinagre de Jerez (yo de Olmeda Orígenes)

Jamón Ibérico en finas lonchas (yo de Olmeda Orígenes)

Perejil fresco

Ajos

Sal

Instrucciones:

Ponemos abundante agua a hervir con un poco de sal.

Limpiamos las alcachofas y dejamos sólo los corazones tiernos.

Cuando el agua empiece a hervir introducimos las alcachofas y dejamos cocer hasta que estén tiernas pero no deshechas.

Las dejamos escurrir bocabajo sobre un escurridor.

Mientras tanto,  hacemos el crujiente de jamón:

Ponemos papel absorbente de cocina sobre un plato llano.

Encima del papel las lonchas de jamón separadas unas de otras (deben ser finísimas para que se queden secas y crujientes).

Cubrimos con papel absorbente.

Ponemos otro plato llano encima.

Llevamos al microondas, a máxima potencia, 2 minutos.

Les damos la vuelta a las lonchas y dejamos 1 minuto más.

Quitamos el papel y las dejamos enfriar.

Hacemos la vinagreta:

Picamos muy menudito perejil y ajos, la cantidad según el número de alcachofas, ponemos en un  bol.

Le añadimos aceite virgen extra, vinagre de Jerez y un poco de sal.

Batimos con un tenedor hasta que se mezclen los ingredientes, reservamos.

Montamos el plato:

Colocamos las alcachofas en una fuente.

Le ponemos, a cada una, una cucharadita de vinagreta.

Rompemos los crujientes de jamón y pinchamos un trozo a cada una.

Servimos enseguida acompañadas de un poco más de vinagreta para que cada cual se sirva a su gusto.

Pechuguitas de codorniz al whisky

Ingredientes:

Pechugas de codorniz (las venden ya limpias)

Ajos

Sal

Pimienta negra molida

Wisky

Aceite de oliva virgen extra

Maizena (para espesar la salsa)

Caldo de ave ó agua

Instrucciones:

Ponemos unas cucharadas de aceite en una sartén amplia.

Freímos los ajos pelados y troceados en 2 ó 3 trozos.

Cuando empiecen a tomar color, ponemos las pechugas.

Las marcamos a fuego fuerte por ambos lados, salpimentamos.

Vertemos un buen chorro de wisky y dejamos evaporar el alcohol.

Diluísmos una cucharadita de Maizena en medio vaso de caldo de ave ó agua.

Vertemos sobre las pechugas y dejamos un minuto sin dejar de mover la sartén en círculos hasta que engorde la salsa.

Retiramos y servimos enseguida con patatas fritas (en este caso he puesto de “Bonilla a la vista”)

Batido Saludable

Hace mucho que quería compartir con vosotros la receta de este batido.  Parece una simpleza pero no lo es y vuestro organismo os lo agradecerá, hacedme caso.

Ingredientes (1 persona):

Uvas negras (cuanto más negritas y más pepitas tengan mejor), 12 ó 15 según tamaño

Copos de Avena integrales, 2 cucharadas soperas colmadas

Leche de soja (no modificada genéticamente), 1/2 vaso de los de agua

Instrucciones:

Enjuagamos muy bien las uvas, no las pelamos ni les quitamos las pepitas porque en la piel y pepitas están parte de los elementos necesarios.

Ponemos en la batidora junto a la leche de soja y los copos de Avena.

Trituramos hasta hacer el batido.

Tomamos enseguida tal cual sin colarlo.

Al principio os costará un poco tragaros los pequeños  tropezones pero enseguida os acostumbraréis.

Una de las cosas que mi hijo ha comprobado (que lo toma hace más de 3 años) es que no ha vuelto a acatarrarse.

Tagarninas “esparragás” con huevos

La tagarnina es una verdura silvestre.  Se han cultivado ocasionalmente pero, generalmente, se ha aprovechado la planta silvestre, limitándose a la pura recolección de las hojas en la primavera.

Actualmente su cultivo es muy reducido, existiendo la tendencia a desaparecer, es una hierba anual pegada al suelo con forma de roseta. Sus tallos  pueden medir hasta 100 cm, rectos, alados, generalmente ramificados en la mitad superior. Habita, fundamentalmente, por debajo de los 700 m de altitud y en áreas con pocos días de heladas.

Tradicionalmente se ha recogido (y se recoge) en el campo, en caminos, terrenos incultos, preferentemente arcillosos. Hoy en día también se cultiva y se encuentra a la venta en muchos sitios, con frecuencia en mercados locales, ya cortadas y limpias, se recoge en primavera. Se toma cocida, en ensalada, gratinada, en tortilla, etc.

Por el Sur de Andalucía se preparan en potajes ó berzas y, sobre todo, “esparragás” que es la receta que os muestro a continuación.

Ingredientes:

Tagarninas, 1 kilo

Ajos, 6 dientes

Bocaditos al ajo y perejil  ALBA, 6 unidades (lo he usado para el majado en lugar de pan frito que es el ingrediente original)

Comino molido, 1 cucharada sopera

Pimentón dulce, 1 cucharada

Vinagre

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Huevos (para acompañar)


Instrucciones:

Si no podéis conseguir las tagarninas podéis hacer esta receta con espárragos verdes silvestres, de cultivo ó acelgas.

Lo primero es limpiar muy bien las tagarninas de hilillos y restos de hojas.

Las troceamos y desechamos el tronco y las partes más duras.

Les damos varios lavados cambiándoles el agua y frotándolas bien para que se desprenda toda la arenilla que pueda tener, las escurrimos muy bien.

Ponemos abundante agua a calentar, la suficiente para cubrirlas holgadamente, con un poco de sal.

Cuando rompa a hervir introducimos las tagarninas y dejamos cocer a fuego medio hasta que estén tiernas pero no desechas, a mí me ha tardado unos 20 minutos, escurrimos bien y reservaamos un poco del agua de cocción para la salsa.

Ponemos un fondo de aceite en una sartén y freímos los ajos pelados y enteros, los sacamos a un mortero.

Le unimos los bocaditos al ajo y perejil troceados, el comino, pimentón, un poco de sal y hacemos un majado.

Le añadimos unas gotas de vinagre y medio vaso del caldo de cocción y mezclamos haciendo una especie de papilla.

En el aceite que ha quedado en la sartén salteamos las tagarninas hasta que pierdan el exceso de agua, rectificamos de sal y ponemos un poco de pimienta.

Le añadimos el majado y bajamos el fuego, dejamos cocer hasta que la salsa engorde.

Hacemos unos huecos y cascamos un huevo en cada uno, le ponemos un pelín de sal y unas gotas de aceite encima de cada yema.

Dejamos que se cuajen a nuestro gusto.

Servimos enseguida.

Falafells (2)

El Falafel es el plato elaborado más popular de Oriente Medio, incluídos los países no árabes. El origen de su denominación proviene, con toda probabilidad, del verbo árabe falfala, que significa «condimentar». Ciertamente, podemos afirmar que la masa del Falafel contiene la más variada y equilibrada cantidad de especias de todos los platos árabes. El Falafel se consume a cualquier hora del día, para desayunar, almorzar, merendar, cenar o, simplemente, para picar. También se toma como entremés o plato de acompañamiento, y a menudo se convierte en un plato básico y único para miles de familias de pocos recursos.

Tengo aquí publicada otra receta de Falafels por eso las he numerado con el 1 y el 2.

Son muy diferentes pero riquísimas ambas, aunque si he de elegir me quedo con esta que os muestro a continuación ya que los ingredientes son frescos y en la otra los puse secos. La ví en un video en Youtube.

Ingredientes:

1/2 kilo de garbanzos (pesados una vez remojados y escurridos)

40 grs. de pan rallado

1 cebolla mediana

6 dientes de ajos sin el germen interior

1 manojo de cilantro fresco

2 cucharadas soperas colmadas de comino molido

2 cucharaditas de levadura Royal

Sal

Pimienta negra molida

Semillas de sésamo

Aceite para freir

Salsa de yogur para acompañar

Instrucciones:

Ponemos en un bol amplio los garbanzos escurridos de su agua de remojo (van crudos no cocidos). Dejamos un poco de ese agua por si lo necesita la masa.

Le añadimos la cebolla troceada, los ajos pelados y a trozos, el manojo de cilantro fresco bien lavado y sin los tallos, el comino, levadura, pan rallado, sal y pimienta y un chorrito pequeño del agua de remojo (si necesitase más la añadiremos a cucharada y poco a poco).

Con el brazo de la batidora batimos todo muy, muy bien hasta hacer una pasta que se pueda moldear con las manos y sea consistente, probaremos un poco para comprobar el punto de sal:

Cuando esté la masa la dejamos reposar tapada durante media hora.

Cogemos porciones y hacemos pequeñas hamburguesitas ó le damos forma con dos cucharas (según os apetezca).

Las vamos colocando sobre una bandeja hasta tenerlas todas, las espolvoreamos con sésamo y presionamos un pelín para que se quede adherida a la masa:

Ponemos abundante aceite en una sartén y freímos los Falafels hasta que estén bien doraditos, dejamos escurrir sobre papel absorbente.

Servimos caliente acompañados de salsa de yogur casera ó envasada. Ricos, ricos, ricos..

Hojaldre de manzanas, arándanos y frutos secos

Un hojaldre que se hace muy rapidito y es delicioso, similar al Strudel de manzanas típico de Austria pero un poco ” a mi bola”, de todas maneras..rico, rico!

Ingredientes:

1 lámina de hojaldre rectangular

2 ó 3 manzanas golden

1 puñado de arándanos deshidratados

Ron

Canela

Azúcar

Piñones

Almendras

1 huevo para pintar

Azúcar glass para servir

Instrucciones:

Pelamos las manzanas y las troceamos a daditos.

Las mezclamos, en un bol que pueda ir al micro,  con los arándanos, piñones, almendras troceaditas, una cucharada de canela molida, 4 cucharadas de azúcar y un chorrito de ron.

Las dejamos a máxima potencia unos minutos hasta que estén tiernas, dejamos enfriar sobre un colador para que suelte el líquido y así no se mojará en exceso el hojaldre.

Extendemos el hojaldre y colocamos en el centro, a lo largo, el relleno, dejamos un dedito sin rellenar a ambos lados.

Tapamos con un lado y, sobre éste, tapamos con el otro lado, lo pegamos con huevo batido.

Colocamos en una bandeja de horno forrada de papel ó silpak.

Vamos precalentando el horno a 200 grados.

Pintamos toda la superficie con huevo batido y le damos varios pinchazos con un palillo para que no se abra al hornearse.

Horneamos durante unos 25 minutos.

Retiramos, dejamos enfriar sobre rejilla.

Servimos espolvoreada con azúcar glass.

Ríofrío

Los productos “de Riofrío”, marca principal de esta empresa dedicada a la crianza del Esturión, se distribuyen por todo el territorio nacional, los principales restaurantes del país los tienen en sus cartas.

Su objetivo, ofrecer la posibilidad de degustar uno de los productos más apreciados del universo gastronómico, todo ello con la garantía de ofrecerle un producto certificado ecológico, que combina la frescura, la tradición, la garantía, el servicio y el compromiso de quienes forman y han formado parte de este proyecto por ofrecerle unos productos que a caballo entre la tradición y la modernidad satisfagan el paladar más exigente.

Disponen de unos productos únicos que hacen las delicias de los paladares más exigentes. Todos con el Certificado de productos ecológicos:

Por ejemplo:

Lomos frescos de Esturión:

Truchas de Ríofrío evisceradas y listas para cocinar:

Lomos de Esturión ahumados a la antigua usanza ..con maderas nobles y en caliente, listo para servir:

Lomo de Esturión confitado en aceite de oliva virgen extra (doy fé que es una delicia):

Con esto último nos hemos preparado unas tostas servidas con diferentes aderezos.. Vinagre de Módena, salsa de fresas, orégano..etc.

Es una maravilla, me recuerda a  lomos de bonito del Norte, sin duda os recomiendo probarlo:

Ya os iré contando mis impresiones con el resto de productos según los vaya probando..

Mientras tanto, os dejo su web para que sepáis un poco más:

http://www.caviarderiofrio.com/index.php?module=portada&language=es

Garbanzos con langostinos

Los garbanzos con langostinos es una receta muy común por el Sur de Andalucía. En cada casa se prepara de una manera diferente, yo os pongo la que más gusta en la mía. Es deliciosa, os la recomiendo.

Ingredientes:

1/2 kilo de garbanzos

1/2 kilo de langostinos crudos

2 tomates rojos grandes (ó una lata mediana de tomate troceado ó triturado)

1/2 pimiento rojo grande

4 dientes de ajos

1 cebolleta pequeña

Perejil

Guindilla (opcional)

Laurel

Pimentón dulce

Vino fino

Aceite de oliva virgen extra (yo, Conde de Benalúa)

Sal

Instrucciones:

El día anterior dejamos a remojo los garbanzos.

Al día siguiente:

Pelamos los langostinos reservando las cáscaras y les quitamos las venillas negras que los atraviesa, reservamos la carne.

Ponemos a cocer las cáscaras cubiertas de agua y con un buen chorro de vino fino.

Desespumamos y dejamos 2 ó 3 minutos hervir, retiramos y colamos.

Escurrimos los garbanzos y los ponemos en una olla cubriéndolos del agua caliente de cocer los langostinos, le añadimos una hoja de laurel y llevamos al fuego hasta que estén tiernos.

Mientras cuecen, ponemos un fondo de aceite en una cazuela, freímos 4 dientes de ajos pelados y enteros y, cuando empiecen a tomar color los retiramos a un mortero, reservamos.

En el aceite que queda hacemos un buen sofrito con la cebolleta picada, el pimiento rojo y los tomates rallados.

Cuando estén le añadimos una cucharada de pimentón dulce y enseguida retiramos del fuego, trituramos todo con la batidora hasta hacer una crema sin grumos, reservamos.

Majamos los ajos del mortero junto a una cucharada de perejil y unos granos de sal, reservamos.

Comprobamos que los garbanzos están tiernos y justo al ras de caldo, si le falta le añadimos un pelín de agua caliente.

Vertemos la crema reservada, el majado, una guindilla limpia y sin pepitas y sal, dejamos cocer a fuego lento hasta que la salsa espese.

Cuando esté en su punto, salteamos los langostinos crudos en una sartén con unas gotas de aceite y añadimos al guiso.

Dejamos cocer todo junto 2 minutos y rectificamos de sal.

Este guiso gana en sabor de un día para otro.