Torta Margarita (Paneangeli)

 

Receta de “Jose31ca”. Mi aporte ha sido que en lugar de terminar decorándola sólo con azúcar glass, le he añadido unas gotas de zumo de limón hasta conseguir un glaseado con el que he adornado la tarta.

Copio la receta de Jose porque está muy bien explicada.

Ingredientes:

4 huevos
150 gramos de azúcar
100 gramos de harina
100 gramos de Maizena
Ralladura de un limón y su zumo
1/2 sobre de levadura Royal
4 cucharadas de aceite de girasol

Azúcar glass para espolvorear por encima (yo añadí zumo de limón y batí con el azúcar glass hasta conseguir la textura de glaseado)

Instrucciones:

Separamos las yemas de las claras y reservamos estas últimas.

Batimos las yemas con 100 gramos de azúcar durante unos minutos hasta obtener una crema homogénea.

Incorporamos la pizca de sal, las 4 cucharadas de aceite de girasol y la ralladura de limón y su zumo.

Posteriormente añadimos los dos tipos de harina y la levadura.

Por otra parte hemos batido las claras a punto de nieve con los 50 gramos de azúcar.

Incorporamos esta mezcla a la anterior, muy suavemente para que no se baje.

Horneamos a 160 grados durante unos 30-40 minutos.

Dejamos enfriar, ponemos sobre una rejilla y cubrimos del glaseado ó del azúcar glass.


Bizcocho “Quatre Quarts” de naranja

La receta de este riquísimo bizcocho la he tomado prestada a “Leoletta”.

Desde aquí le doy las gracias porque nos ha gustado muchísimo y pasará a ser de los que repetiré a menudo, sobre todo porque la naranja es de mis ingredientes preferidos para la repostería.

Yo he hecho la mitad de los ingredientes que pone, es decir, 2 huevos, 125 g. de harina..etc..y me ha salido para merendar mi marido y yo 3 ó 4 días.

Ingredientes:

250 grs. de azúcar

250 grs. de harina

250 grs. de mantequilla

4 huevos medianos

1 sobre de levadura tipo Royal

Ralladura de dos naranjas

Zumo de una naranja

Una pizca de sal

Instrucciones:

Batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa y blanquecina.

Derretimos la mantequilla en el microondas y la añadimos a la mezcla poco a poco y sin dejar de batir.

A continuación la ralladura, el zumo y la pizca de sal, mezclamos.

Por último la harina mezclada con la levadura y tamizada, lo haremos poco a poco y con movimientos envolventes.

Vertemos la preparación en un molde engrasado y espolvoreado con pan rallado.

Horneamos, en horno precalentado a 170 grados, durante unos 45 minutos aproximadamente.

Comprobamos que está pinchando con una brocheta que debe salir limpia.

Enfriamos sobre rejilla.

Yo lo he metido en el frigo hasta el día siguiente que gana en sabor, para servirlo lo sacamos una hora antes.

Está delicioso!


Arroz “Mar y Huerta”

Ingredientes:

Filetes de Mero, limpios de piel y espinas, a taquitos

Arroz, en este caso la variedad Carnaroli SIVARIS

Aceite de oliva virgen extra MOLINO EL SALADO

Caldo ó fumet de pescado casero

Habas

Alcachofas

Guisantes

Zanahorias

Cebolla

Ajos

Tomate rojo y firme

Pimiento italiano verde

Pimiento rojo

Sal

Pimienta

Pimentón de la Vera LA CHINATA

Instrucciones:

Ponemos una cazuela al fuego con un fondo de aceite.

Hacemos un sofrito con cebolla, pimiento verde y rojo, ajos.

Cuando esté todo bien pochado, añadimos un tomate rallado y seguimos sofriendo.

Una vez reducido el sofrito añadimos las verduras (habas desgranadas, alcachofas troceadas en cuartos, guisantes desgranados, zanahoria troceadita..etc), removemos y dejamos a fuego lento sofriendo durante unos 15 minutos.

Ponemos una cucharita de pimentón de la Vera y damos unas vueltas.

Enseguida cubrimos de caldo de pescado ó fumet hirviendo.

Dejamos 5 minutos hervir el conjunto y ponemos el arroz, la cantidad es a ojo y según comensales.

Cocemos a fuego medio y vamos añadiendo caldo caliente hasta que el arroz esté tierno.

En los 5 últimos minutos añadimos el mero cortado a taquitos y salpimentados.

Terminamos de hacer, retiramos y dejamos reposar tapado unos minutos antes de servir.

Albóndigas de pavo y jamón en salsa de tomate

Ingredientes:

Para las albóndigas:

1 solomillo de pavo fresco (300 grs. aprox.)

6 salchichas de pollo (frescas de carnicería)

3 lonchas de jamón serrano (de bodega ESPUÑA)

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (MOLINO EL SALADO)

2 huevos

2 rebanadas de pan de molde

Leche

Sal

Pimienta

1 chorrito de salsa de soja

1 cucharada de especias “Ras-el-anout”

2 cucharadas bien llenas de cebolla frita (IKEA)

Ajo en polvo

Pan rallado para envolver

Aceite para freirlas

Para la salsa de tomate:

Aceite colado del que hemos usado para freir las albóndigas

Pimiento verde italiano

Ajos

Cebolla

1 lata de tomate triturado de 1 kilo

Azúcar

Sal

Instrucciones:

Preparamos las albóndigas:

Limpiamos el solomillo de pavo de pieles y grasas, lo troceamos y metemos en la picadora.

Introducimos también el jamón troceadito.

Picamos todo a nuestro gusto y lo colocamos en un bol amplio.

Quitamos la tripa a las salchichas y las unimos a lo anterior.

El pan lo humedecemos con leche, lo escurrimos y desmenuzamos en el bol.

Le añadimos el resto de ingredientes.

Lo mezclamos muy, muy bien todo (yo lo hago con las manos bien limpias que se hace mucho mejor).

Tapamos el bol con un film  y lo dejamos en la parte baja del frigo una hora.

Formamos las albóndigas y las pasamos por pan rallado.

Las freímos ligeramente hasta tenerlas todas y reservamos.

Hacemos la salsa de tomate:

Colamos el aceite de freírlas y ponemos un fondo en una cazuela amplia.

Troceamos pimiento verde italiano, cebolla y un par de dientes de ajos, lo sofreímos en el aceite.

Cuando esté bien sofrito, añadimos el tomate triturado, sal y azúcar al gusto.

Dejamos hacer a fuego lento hasta que le falten unos minutos.

En ese momento añadimos las albóndigas y dejamos que se terminen de hacer dentro de la salsa, con unos 7 ú 8 minutos son suficientes, retiramos.

Servimos de un día para otro.

Dulce de leche casero con frutos secos

Si queréis hacer esta receta de “ALE” debéis tener paciencia, cosa de la que yo carezco y que es primordial en la Cocina.

Me ha pasado igual que cuando he querido hacer mermeladas  ó dulces de fruta, que se me han quedado muy líquidas las primeras, y con la textura de compota los segundos.

En este caso no me ha quedado tan espeso como el que solemos comprar, sino con textura de leche condensada, ahora sí, está riquísimo y para acompañar bizcochos ó cualquier bollería es perfecto. Los frutos secos los he añadido yo por mi cuenta y así mucho más rico!

Ingredientes:

(He hecho la mitad de lo que indica)

1 litro de leche

2 tazas de azúcar

Esencia de vainilla

1 cucharadita de bicarbonato

Frutos secos (yo he usado almendras tostadas y anacardos SANTO REINO)

Instrucciones:

Se debe usar olla antiadherente y cuchara de madera.

Ponemos la leche, en frío, en la cazuela y le disolvemos el azúcar completamente y un chorrito de esencia de vainilla.

Llevamos a fuego medio y, cuando rompa el hervor, añadimos el bicarbonato, retirar del fuego que rebosa!

A continuación removemos bien y llevamos a fuego lento y, sin  dejar de batir con cuchara de madera,  hasta que espese y cambie a color acaramelado.

Aquí es donde viene la paciencia!

Podemos ir comprobando  el punto poniendo una cucharadita en un plato y esperar a que enfríe para ver la consistencia, ya que al enfriar espesa.

Cuando esté le añadimos los frutos secos troceados y mezclamos.

Retirar y verter en recipientes de vidrio ó loza.

Dejar enfriar completamente antes de cerrarlos y meterlos en el frigo.

Ensalada Coleslaw (ligera)

 

Esta receta, de “Isasaweis”, es una versión light de la auténtica, que lleva mayonesa, créme fraiche..etc..así queda más ligerita.

Es conveniente que repose varias horas, yo la he preparado por la mañana para tenerla lista a la hora de la cena.

Ingredientes:

1/2 col blanca

2 zanahorias

2 manzanas Golden

Salsa:

2 yogures naturales sin azúcar

1 chorrito de vinagre de manzana

1 cucharada de mostaza

Pimienta blanca molida

Sal

1 cucharada de miel

Instrucciones:

Quitamos los troncos duros a la col y usamos las hojas más tiernas, reservamos.

Pelamos las zanahorias y las manzanas.

Rallamos todo con la parte gruesa de un rallador, con mandolina, con robot..etc.

Lo ponemos en un bol amplio y salamos, removemos.

Hacemos la salsa mezclando todos los ingredientes y batiendo bien hasta emulsionar.

Salseamos las verduras y mezclamos muy bien.

Dejamos reposar en el frigo varias horas antes de servir.

Magdalenas de anís y limón

Esta receta de magdalenas de “ASJ” la repito muy a menudo porque salen siempre, he probado otras recetas y nada que ver con estas que me recuerdan a las de toda la vida, son blanditas y riquísimas.

He añadido un ingrediente a mi gusto, el anís, y aún más ricas si cabe.

Ingredientes:

3 huevos

150 grs. de azúcar

150 grs. de harina de repostería

125 c.c. de aceite de oliva

25 c.c. de anís (licor)

1 cucharadita de levadura tipo Royal

1 piel de limón sin nada de blanco

Ralladura de limón

Instrucciones:

Ponemos el aceite en una sartén al fuego y freímos la piel de limón, retiramos y colamos desechando la piel frita.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos y blanquecinos.

Añadimos poco a poco y sin dejar de batir el aceite colado.

A continuación la ralladura de limón y el anís, seguimos batiendo.

Por último la harina mezclada con la levadura y tamizadas, poco a poco y con movimientos envolventes.

Rellenamos las cápsulas hasta los 2/3 de capacidad.

Os muestro la manera de colocarlas para que salgan altas y con copete: bandeja para muffins, cápsulas de silicona y de papel. Antes de tener estos utensilios las cápsulas se abrían con el peso de la masa, se me iban hacia los lados y eran un desastre, ahora quedan estupendas!

Cuando rellenemos todas las metemos tal cual en el frigorífico durante 30 minutos, la masa reposa y quedan mejor.

Una vez pasado los 30 minutos, precalentamos el horno a 200 grados.

Cuando vayamos a hornear las magdalenas bajamos el horno a 180 grados y las espolvoreamos por encima con azúcar.

Horneamos durante 20 minutos aproximadamente:

Pinchamos con una brocheta que debe salir limpia.

Dejamos enfriar sobre rejilla.

Gachas de café

Soy gran amante de las recetas tradicionales, las de “pueblo”, disfruto cuando las descubro y me gusta enterarme al detalle de dónde provienen, su historia..etc.

Los libros que más me gustan  son los de gastronomía tradicional, cuanto más antiguos mejor. Cada vez que voy de viaje siempre me traigo libros de recetas típicas del lugar, productos e ingredientes destacados de la zona y no me vengo sin visitar su mercado, es dónde mejor se conoce la indiosincracia de cada pueblo.

Esta receta la he tomado de mi amiga María José, me dijo que era típica de su pueblo y desde entonces tenía muchas ganas de hacerla.

Qué mejor ocasión para utilizar el café tan buenísimo que me envió gentilmente “CAFÉ DIBAR”,. Ya nos hemos tomado varias tazas y está riquísimo, os lo aconsejo.

Ingredientes: (cantidades aproximadas)

250 c.c. de café DIBAR recién hecho

2 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de azúcar

1 cucharada colmada de Maizena

Un trocito de piel de limón sin nada de blanco

2 rebanaditas de pan del día anterior

Un dedo, del vaso de agua, de agua (para deshacer la Maizena)

Un chorrito de anís

Instrucciones:

Mi amiga María José dice que hay que ir probando de dulzor, espesor..etc..e ir ajustando a nuestro gusto, eso he hecho yo, y algún tuneillo más.

Ponemos una sartén al fuego con la piel de limón, esto me sirve para ver la temperatura del aceite.

Cuando se fría la retiramos y ponemos los taquitos de pan cortados muy menuditos, los freímos y retiramos sobre papel absorbente.

Retiramos la sartén un poco del fuego para que al verter el café no nos salpique.

Vertemos el café y el azúcar, lo disolvemos perfectamente.

Desleímos la Maizena en el agua.

Llevamos, de nuevo, la sartén al fuego y cuando rompa el hervor añadimos la Maizena que tenemos ya preparada sin grumos.

Bajamos el fuego y no paramos de mover, con cuchara de madera, hasta que espese que lo hace muy rápido.

Le vertemos un chorrito de anís, removemos y retiramos.

Comprobamos que está a nuestro gusto de azúcar y vertemos en recipientes.

Le colocamos el pan frito alrededor y dejamos enfriar en el frigo.

Me ha súperencantado!

https://i2.wp.com/1.bp.blogspot.com/-qwfpigJOmdk/Tayqr7JX_DI/AAAAAAAAAjw/P942nCELsso/s400/%2521cid_image001_jpg%254001CBF832.jpg

Taquitos de mero al “Pan Cracker”

Desde que “SANTA RITA” me envió algunos de sus productos para probar, estada deseosa de utilizar el “Pan Cracker” en alguna receta, porque usé su harina para pan casero y me encantó.

En este caso tenía unos filetes de mero y me puse manos a la obra.

Me ha encantado el resultado, es curioso porque prácticamente no absorbe aceite como ocurre con otros tipos de panes rallados, tiene una textura crujiente riquísima y el pescado queda jugoso por dentro, os aconsejo que lo probéis porque no os va a defraudar.

Me sobraron algunos taquitos ya fritos y por la noche los comimos tal cual, en frío, y seguían buenísimos!

Ingredientes:

Filetes de mero en taquitos

Pan Cracker “SANTA RITA”

1 huevo

Sal

Aceite para freir ( a mí me gusta el aceite de girasol para freir, las frituras quedan más ligeras)

Instrucciones:

Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de girasol para freir.

Salamos los taquitos de mero.

Batimos el huevo.

Ponemos un recipiente con Pan Cracker

Cuando el aceite esté bien caliente, sin que llegue a humear, vamos pasando los taquitos de mero, primero por huevo y después por Pan Cracker y vamos friendo hasta dorar.

Retiramos sobre papel absorbente y veréis la diferencia con otros tipos de panes para empanar, con éste apenas absorbe aceite.

Servimos enseguida, riquísimo!

https://i0.wp.com/www.santaritaharinas.com/Newsletters/septiembre2010/1/images/img05.jpg

Cubitos de caldo caseros (truco)

Cuando hacemos carnes en salsa, pescados ó guisos de verduras, suele ocurrir que nos sobra salsa, pues bien….

La colamos por un colador ó chino, llenamos cubiteras y ponemos en el congelador.

Cuando se congelen las sacamos y metemos en una bolsita, la etiquetamos para saber de qué clase son y al congelador de nuevo.

Tendremos nuestros propios cubitos concentrados para enriquecer nuestros guisos.