Emparedados de kakis

Estamos en época de kakis, tengo muchos en casa y se me ha ocurrido este “inventillo”.

Ingredientes:

Kakis en su punto de maduración

Rebanadas de pan de molde (Bimbo ó similar)

Mantequilla

Azúcar moreno

Vino dulce

Instrucciones:

Enmantequillamos ligeramente las rebanadas de pan de molde por ambas caras y les espolvoreamos un pelín de azúcar moreno.

Ponemos una sartén antiadherente ó plancha a calentar.

Cuando esté caliente, pasamos las rebanadas por ambas caras hasta que estén ligeramente doradas, reservamos.

Pelamos los kakis y los cortamos en rodajitas.

Ponemos una sartén al fuego con una cucharadita de mantequilla y salteamos las rodajas de kakis procurando que no se rompan mucho.

Cuando estén blanditas les añadimos un poco de azúcar moreno y un chorrito de vino dulce, dejamos evaporar el alcohol y reducir.

Colocamos la mitad de la rebanadas de pan reservadas y la cubrimos con las lonchas de kakis y el jugo que han soltado, tapamos con las otras rebanadas.

Ponemos de nuevo la sartén al fuego con un poco de vino dulce, dejamos evaporar el alcohol y pasamos, vuelta y vuelta, los emparedados para que se impregnen ligeramente por ambos lados, retiramos.

Es mejor ir poniendo el vino cucharada a cucharada para que los emparedados no se mojen en exceso y absorban sólo lo justo.

Dejar enfriar y cortar cada emparedado en cuatro trozos iguales, aunque le podéis dar las formas que deseéis.