Coca rellena

Esta receta la he tomado del blog  “Moras moradas”.

Ingredientes:

Para la masa de la coca:

300 grs. de harina (aprox.)

50 grs. de mantequilla

60 grs. de azúcar

35 grs. de levadura fresca

2 huevos

5 grs. de sal

75 ml. de leche

100 grs. harina de almendra

Ralladura de limón

Cabello de angel (opcional)

Para la crema pastelera:

5 yemas

125 grs. de azúcar

50 grs. de Maizena

625 ml. de leche

Una rama de canela y una piel de limón

Instrucciones:

Crema pastelera:

Poner a hervir la leche con la piel de limón y la rama de canela.

Mientras tanto, batir las yemas con el azúcar.

Una vez bien batida, añadir, poco a poco, la Maizena. Incorporar la leche (antes la colaremos y dejaremos enfriar un poco).

Mezclar bien todos los ingredientes, volver a colar y poner al fuego. Se tiene que tener al fuego, sin dejar de remover, hasta que espese.

Poner la crema en una bandeja, tapar con film transparente (procurando que el film toque la crema) y dejar enfriar.

Masa de la coca:

Deshacer la levadura con la leche tibia. Reservar.

En un bol, batir los huevos con el azúcar. Añadir la sal, la piel de limón rayado y la mantequilla (con textura de pomada). Mezclar bien.

Incorporar en la mezcla la levadura con la leche, la harina de almendra y, poco a poco, la harina. Es aconsejable añadir la harina con un colador, de esta manera no se harán grumos y la masa quedará más esponjosa. Ir incorporando harina hasta que la masa no se pegue a los dedos.

Trabajar la masa con las manos. Hacer una bola y dejar reposar durante 15 minutos en un bol tapada con un paño.

Mientras tanto, untar con aceite o mantequilla una lata de horno.

Dividir la masa en dos porciones.

Estirar una de las porciones con el rodillo y darle forma ovalada. Ponerla en la lata. Repartir la crema por encima de la masa (yo la he rellenado de cabello de angel).

Estirar con el rodillo la otra porción de masa, ponerla encima de la base que tenemos en la lata y cerrar la coca. Para que quede bien cerrada podemos pintar los bordes con clara de huevo.

Dejar reposar la coca durante 45 minutos tapada con un trapo húmedo.

Pasado este tiempo, pintaremos la coca con huevo batido (yo le he puesto la crema pastelera por encima) y la decoraremos con frutas confitadas, piñones o almendras fileteadas.

Pondremos la coca en el horno, que previamente habremos calentado, durante 30 minutos, a una temperatura de entre 160/170º.

Coceremos hasta que esté dorada. Si se quiere, la podemos decorar con un poco de azúcar lustre por encima.