Pan de jamón (Venezuela)

DSCF2654El pan de jamón es una receta típica de Venezuela que se suele preparar en Navidad.

El relleno tradicional es de jamón cocido, aceitunas, pasas..etc. Yo he optado por un relleno a mi gusto.

Es un pan de fácil amasado que se puede hacer perfectamente a mano como ha sido mi caso. Cunde mucho cortadito a rodajas que se pueden congelar si lo deseamos. También es una buena opción para una fiesta ó pic-nic.

Ingredientes:

Masa:

500 grs. de harina de fuerza

25 grs. de levadura fresca de panaderia

40 grs. de mantequilla

250 c.c. de leche entera

2 cucharadas soperas de azúcar

1 cucharadita de sal fina

Relleno:

Jamón cocido en lonchas finas

Bacon a taquitos pequeños

Aceitunas sin hueso a rodajitas

Queso manchego rallado

1 cucharada de mantequilla

Para pintar el pan antes de hornear:

Leche

Instrucciones:

Templamos la leche y disolvemos en ella la levadura.

Le añadimos el azúcar y los 40 grs. de mantequilla, mezclamos muy bien.

En un bol amplio ponemos la harina mezclada con la sal.

Hacemos un hueco en el centro y vertemos el compuesto de levadura.

Integramos bien a mano hasta formar una masa que colocaremos sobre la mesa.

Amasamos a mano hasta conseguir una masa suave, tierna, lisa y que no se pegue a las manos ni a la mesa.

Hacemos una bola y la colocamos en el bol tapada con un paño hasta que doble su volumen, a mi me tardó 1 hora y media aprox.

Desgasificamos la masa, extendemos con rodillo, fina pero no demasiado, haciendo un rectángulo.

Pintamos con la cucharada de mantequilla derretida.

Colocamos el jamón por toda la superficie. Seguimos con el bacon, las aceitunas y abundante queso rallado.

Enrollamos haciendo un rulo sin apretar demasiado, esto es para dejarle espacio a la fermentación entre vuelta y vuelta y se hornee bien.

Sellamos el final de la masa dando pequeños pellizquitos.

Colocamos en diagonal sobre la bandeja del horno forrada de papel.

Le damos varios cortes con un cuchillo afilado.

la foto(733)

Tapamos con un paño y dejamos fermentar de nuevo.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Pintamos la superficie con leche.

Horneamos durante unos 45 minutos dependiendo del horno.

admin-ajax.php

Dejamos enfriar sobre rejilla y servimos a rodajitas. Podemos tomarlas templadas ó frías.

Se puede congelar.

Disfrutadla!

 

 

 

 

 

Tarta “Tela de araña”

Os recuerdo esta receta que preparé hace un tiempo por si queréis hacerla para vuestros niños..

Esta tarta tan original la descubrí en el blog de SandeeA.

Aunque en casa no tengo niños pequeños, que son los que disfrutan de la noche de Halloween, me pareció muy aparente para estas fechas y he querido compartirla por si os apetece hacerla, yo me he divertido muchísimo.

Es muy fácil de preparar, siguiendo los pasos detalladamente no entraña dificultad alguna.

Yo he preparado la mitad de ingredientes porque sólo somos dos en casa, os pongo la receta tal cual la tiene SandeeA en su blog:

Ingredientes:

Base:

350 grs. de galletas de chocolate

170 grs. de mantequilla

50 grs. de azúcar

Pizca de sal

Relleno:

600 grs. de queso crema tipo Philadelphia

200 grs. de azúcar

250 c.c. de nata para montar

Ganaché de chocolate:

120 grs. chocolate para fundir

120 c.c. de nata para montar

Instrucciones:

  1. Comenzamos preparando un molde redondo y alto, desmontable (el de las fotos, de 18 a 20 cm. Puede usarse un molde más grande, pero la tarta quedará más bajita) Lo engrasamos ligeramente, o rociamos con un spray antiadherente.
  2. Trituramos las galletas de chocolate con un robot de cocina, o metiéndolas dentro de una bolsa y golpeándolas con un rodillo, hasta que se conviertan en polvo.
  3. Mezclamos este polvo de galletas con el azúcar, la sal, y la mantequilla fundida, hasta formar una masa con la textura de la arena mojada.
  4. Distribuimos esta pasta de galleta sobre la base y los laterales del molde, presionando bien.
  5. Metemos en el frigorífico mientras que continuamos con la elaboración de la salsa.
  6. Preparamos la salsa de chocolate. En un cazo mediano, ponemos a hervir la nata.
  7. Cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado.
  8. Dejamos reposar unos minutos y removemos con una cuchara hasta que se forme una crema homogénea.
  9. Reservamos al menos 4 cucharadas colmadas de salsa de chocolate para hacer la decoración, y vertemos el resto sobre la base de galletas.
  10. Volvemos a llevar al frigorífico mientras que seguimos con la elaboración de la tarta.
  11. Preparamos el relleno de queso. Para ello, batimos el queso philadelphia con un batidor de varillas a velocidad media (o a mano, aunque tardaremos más), hasta que esté esponjoso, unos 3 minutos.
  12. Reducimos la velocidad, y agregamos el azúcar.
  13. Volvemos a poner a velocidad media-alta, y lo batimos hasta que esté muy esponjoso, otros 3 minutos.
  14. Aparte, en un bol amplio, vertemos la nata que deberá estar muy fría, y la montamos con un batidor de varillas a velocidad máxima. Suele tardar un minuto y medio, o dos como máximo. No es necesario que esté perfectamente montada
  15. Mezclamos la nata y la crema de queso con movimientos envolventes, despacio, para que el relleno no pierda esponjosidad.
  16. Vertemos el relleno de queso sobre la base de galleta, y alisamos la superficie.
  17. Golpeamos ligeramente el molde contra la encimera para eliminar posibles burbujas de aire.
  18. Introducimos la crema de chocolate que habíamos reservado en una manga pastelera con boquilla pequeña, o un biberón de pastelería (si no disponemos de ello, podemos usar una bolsa de congelación, o de bocadillos, cortando una puntita).
  19. Comenzando desde el centro de la tarta, dibujamos una espiral de chocolate.
  20. Con un palillo, o el borde no afilado de un cuchillo, vamos dibujando líneas ligeramente curvas desde el centro de la tarta hacia el exterior, para formar el dibujo de tela de araña. Limpiamos el cuchillo o palillo antes de dibujar la siguiente línea, para no dejar restos. (lo mejor es hacer una prueba dibujando una tela de araña sobre un papel de hornear antes de pasar a la tarta, aunque como expliqué en la presentación de la receta, se puede repetir si sale mal)
  21. Volvemos a llevar la tarta al frigorífico, donde la dejaremos de un día para otro antes de consumirla, o congelamos al menos una hora.
  22. Si conservamos la tarta en el congelador, sacamos 15 minutos antes de consumir.
  23. Desmoldamos con cuidado, pasamos al plato donde vayamos a servir, y a disfrutar!

Rosquillas fritas

19012013828 Para hacer estas riquísimas rosquillas tomamos como medida un huevo: yo lo he lavado, secado, le he quitado un “sombrerito” a la cáscara para utilizar el cascarón como medida, pero podéis cascar  el huevo en un vaso, marcar una rayita  donde llegue el contenido y usar el vaso como medida. Yo he hecho para un sólo huevo y me han salido 20 rosquillas hermosísimas.

Pues bien:

Ingredientes (por cada huevo que utilicemos):

1 huevo

La misma medida de:

Zumo de naranja

Aceite de oliva virgen extra

Azúcar

Resto de ingredientes:

Un chorrito de anís

Ralladura de limón al gusto

1 sobrecito de levadura (tipo Royal ó 1 sobre doble de gasificante blanco-azul)

Harina de repostería (cantidad necesaria)

Aceite para freir (yo uso de girasol que no le aporta sabor y quedan más ligeras)

Más azúcar mezclada con un poco de canela molida para rebozarlos.

19012013833

Instrucciones:

Ponemos en un bol huevo, aceite, zumo y azúcar, batimos muy bien.

Añadimos ralladura de limón, chorrito de anís, batimos.

Le ponemos la levadura y disolvemos bien.

Ahora empezamos a añadir harina, poco a poco  y mezclando con cuchara de madera hasta conseguir una masa moldeable pero que se  pegue ligeramente a las manos. La cantidad es aleatoria porque depende del tipo de harina, del tamaño del huevo etc.. Yo he necesitado unos 350-400 grs. pero ya os digo que debéis probar vosotr@s. Eso sí, es preferible que la masa se pegue ligeramente a los dedos, a pasarnos de harina porque quedarían duras. Para formar las rosquillas nos engrasaremos ligeramente las manos con aceite y la bandeja donde las pongamos a reposar.

Formamos las rosquillas haciendo unos rulitos, los aplanaremos un poco con los dedos, doblamos sobre sí mismos a lo largo y juntamos los picos..esto es para que al freírse se abran y queden con la formita tan chula..me enrollo mucho y no se si me he explicado bien..jjejje (es que me gusta que si lo hacéis os quede bien…)

Cuando estén todos formados los dejamos reposar mientras se calienta el aceite. Yo suelo comprobar la temperatura poniendo un trocito de cáscara de limón y cuando empieza a freírse la retiro, bajo un poco el fuego y voy poniendo las rosquillas..como mucho de 4 en 4 que aumentan mucho al freírse.

19012013826

 

Freímos a fuego medio y vamos dejando sobre papel absorbente.

Antes que enfríen las rebozamos en el azúcar con canela.

Deliciosasss!

19012013837

 

Puré de lentejas rojas

Otro producto que acabo de descubrir y os muestro porque nos ha encantado.

La lenteja roja:

Ingredientes:

250 grs. de lenteja roja

1 puerro (sólo lo blanco)

1 calabacín pequeño

1 patata mediana

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Caldo de verduras casero ó agua mineral

Un poco de arroz blanco (opcional)

Instrucciones:

Ponemos un fondo de aceite en una ollita amplia.

Lavamos y picamos todas las verduras.

Las vamos pochando a fuego lento con un poco de sal hasta que estén tiernas.

Esto lo hacemos porque las lentejas, al no tener piel, se hacen muy pronto y se quedarían las verduras a medio cocer.

Vamos calentando el agua ó caldo, cantidad a ojo porque le iremos añadiendo según necesite el guiso.

Cuando estén las verduras, enjuagamos un poco las lentejas bajo el grifo y las escurrimos.

La añadimos al guiso, removemos un poco y cubrimos del caldo ó agua caliente.

Bajamos el fuego y mantenemos hasta que estén tiernas, esto llevará unos 12-15 minutos en los cuales deberemos estar pendiente y agregándoles caldo ó agua caliente, según necesiten, para que no se queden secas.

Rectificamos de sal y trituramos con el brazo de la batidora hasta hacer una crema fina.

Si espesa demasiado la rebajamos con un poco más de caldo.

Freímos ligeramente unos granos de arroz cocido (me sobraron de otra preparación y los aproveché para acompañar, no debemos freírlos mucho que se endurecen).

Servimos enseguida con unas gotas de aceite de oliva virgen extra . Yo he utilizado un aceite de oliva con tomate

Fabas con setas silvestres

Por primera vez, en los años que vivo por esta zona, he podido conseguir en el mercado SETAS SILVESTRES FRESCAS!! Para mí, que me apasionan, ha sido una alegría y me “agencié” de un buen surtidito.

Preparé algunas simplemente a la plancha con ajitos y, ya que tenía la suerte de tener en casa unas Fabas de Lourenzá, se me ocurrió hacer este guiso que no os podéis imaginar cómo está de rico!

Una vez más se demuestra que,  pocos ingredientes pero de máxima calidad, dan lugar a una receta deliciosa.

Ingredientes:

1/2 kg. de fabas (alubias blancas)

Setas silvestres frescas variadas (Níscalo, Boletus, Angula de monte, Rebozuelo..etc)

Aceite de oliva virgen extra

Laurel

Ajos

Perejil

Harina

Vino blanco de buena calidad

Sal

Pimienta negra molida

Instrucciones:

El día anterior ponemos a remojo las fabas.

Al día siguiente las aclaramos y ponemos en una olla cubiertas de agua fría.

Llevamos al fuego y, cuando rompa el hervor, le tiramos ese agua y la volvemos a cubrir de agua fría.

Ponemos de nuevo al fuego y cuando empiece a hervir las “asustamos” 3 veces con chorritos de agua fría, le quitamos la espuma que subirá a la superficie.

Le añadimos 2 hojas de laurel, tapamos, ponemos a fuego lento y las dejamos chup-chup hasta que estén tiernas, si vemos que van necesitando agua se la añadimos poco a poco.

Mientras tanto, limpiamos las setas con una brochita y un pañito humedecido, intentando no sumergirlas en agua para que no pierdan sabor, les quitamos los tallos feos y las troceamos grandecitas, las pequeñas las dejamos enteras.

Ponemos un fondo de aceite en una sartén amplia.

Cortamos a láminas 5 ó 6 dientes de ajos y los freímos en el aceite y, antes que tomen color añadimos las setas.

Las salteamos a fuego fuerte  y no las salpimentamos hasta que no estén salteadas.

Le añadimos perejil fresco picado y le damos unas vueltas.

Ponemos una cucharada de harina y la dejamos que se tueste un poco, removiendo para que no se agarre y con cuidado que no se rompan las setas.

A continuación un buen chorro de vino, dejamos que evapore el alcohol y que cueza un minuto, retiramos.

Cuando comprobemos que las fabas están tiernas le añadimos todo el sofrito de setas, recogemos bien el jugo de la sartén con un poco del caldo de las alubias y vertemos en el guiso.

Dejamos cocer 5 minutos para que se mezclen los sabores y engorde la salsa.

Rectificamos de sal y retiramos.

Dejamos reposar el guiso unas horas antes de comer.

Cataplanas artesanales K.P. Home

DSCF2574Conocéis las cataplanas?

Las cataplanas son unas cazuelas típicas de Portugal, los guisos que se hacen en ellas también se llaman cataplanas.

Gracias a la empresa K.P. home he tenido la ocasión de cocinar en una de ellas.

Una cataplana es una cazuela, original por su forma esférica, que permite cocinar al vapor grandes cantidades de comida, dotando de un carácter sano, natural y nutritivo a todos los platos que se preparen.

Una cataplana consta de dos mitades esféricas que se unen por unas bisagras que consiguen un cierre hermético que permite la cocción al vapor de sus alimentos. Tiene un sistema de cierre semejante al de las fiambreras de hace unos años, siendo las cataplanas además las precursoras de la olla a presión moderna que todos conocemos.

K.P. Home dispone de varios tamaños de cataplanas, que se ajusten a nuestras necesidades familiares ó profesionales, y se pueden elegir para vitrocerámica ó para cocinar a gas.

DSCF2577

Cocinar en ellas es muy fácil:

Se inicia con un sofrito de aceite, ajos, pimientos, verduras y patatas, al que posteriormente se le añaden los pescados o carnes que se vayan a preparar con un chorrito de vino y unas hojas de laurel u otras hierbas, para que le aporte ese plus de gusto que tanto nos gusta. Es en este punto donde pasaríamos a tapar la cataplana con su pieza superior y a cerrarla para acabar con la cocción al vapor de todos los ingredientes.

Como en toda cocción al vapor, la principal ventaja es el hecho de que siempre se mantienen los aromas y sabores originales de los ingredientes. Al estar cerrada herméticamente la cataplana, los guisos que en ella se cocinen siempre potenciarán y exprimirán todo su sabor.

Las cataplanas más famosas son las de pescado o marisco con arroz o patatas, pudiendo también elaborarse alternativamente con carne o aves más melosas, e incluso pasta, champiñones u otras setas.

Yo he preparado una de patatas y salmón y ha quedado riquísima. El pescado jugosísimo en su punto y las patatas melosas y sabrosas.

DSCF2583 DSCF2601

Una vez finalizada la cocción, la presentación del plato guarda su secreto hasta el último momento, pues se lleva a la mesa la cataplana entera y tapada, y solo se abre para iniciar la comida en el momento en que se vaya a empezar a servir y comer.

Cocinar una cataplana es un arte que irás perfeccionando con el tiempo, y un ritual que a buen seguro capta la atención de todos tus comensales.

Si queréis tener una de estas maravillosas cataplanas artesanales ó estáis pensando en hacer un regalo original y sorprendente, aquí os dejo su página web dónde podréis hacer vuestros pedidos: Para obtener un descuento del 10% en la compra de vuestra cataplana introducís, en el apartado CUPÓN, el código: U8YA2JL4

http://www.kphome.es/

http://www.kphome.es/tienda/78-large_default/cataplana-gas-grande-33cm.jpg

Ensalada con aliño de chips de ajo, sésamo negro y blanco

DSCF2501Esta riquísima ensalada la preparé porque tenía unas pequeñitas zanahorias de mi macetohuerto ecológico. Me dijeron que las hojas de zanahorias también se comen si están libres de pesticidas, así que todo lo aproveché..jeje

También está mucho más rica porque he usado la mandolina para cortar las verduras y eso le da su punto.

Ingredientes (ecologicos)

Col blanca

Zanahoria y sus hojas

Rabanitos

Ajos

Aceite de oliva virgen extra

Sésamo blanco

Sésamo negro

Sal

Pimienta

Vinagre al gusto

DSCF2514

Instrucciones:

Cortamos láminas de ajos con la mandolina. Las freímos hasta que tome colorcito y enseguida las retiramos a papel absorbente hasta que se enfríen.

Cuando estén frías le ponemos aceite de oliva, los dos tipos de sésamo, sal, pimienta y unas gotas de vinagre. Mezclamos y dejamos reposar.

Lavamos y cortamos el resto de ingredientes con mandolina. Los colocamos en la ensaladera y cubrimos con la vinagreta preparada.

Servimos enseguida.

Riquísima!